Uruguay "no obstaculizará" la petición de extradición de Morabito a Italia

·2  min de lectura

Montevideo, 25 may (EFE).- Uruguay "no obstaculizará" la petición de extradición del capo italiano Rocco Morabito, detenido este lunes en la ciudad brasileña de Joao Pessoa (noreste), a su país de origen, explicó este martes el fiscal de Corte uruguayo, Jorge Díaz.

En una rueda de prensa, en la que compareció junto al nuevo ministro del Interior, Luis Alberto Heber, entre otras autoridades, Díaz confirmó que la idea inicial era que Brasil extraditara al jefe de la 'Ndrangheta, la mafia italiana calabresa, a Uruguay, de donde se escapó en 2019 y donde el proceso de envío a Italia ya estaba en la Suprema Corte.

"Desde el momento en que hay una nueva orden de captura internacional de Italia, que fue avalada por el Supremo Tribunal Federal de Brasil, a partir de ese momento la policía federal brasileña ya no puede disponer la expulsión y tiene que hacerse el proceso de la extradición", indicó Díaz.

"Hemos definido que Uruguay no va a solicitar la extradición en este momento para no obstaculizar el trámite de extradición de este ciudadano a Italia, que es donde ha cometido los delitos más graves. Esa es la estrategia que se ha definido en este caso", agregó.

Morabito fue trasladado este martes a Brasilia, tras su detención en la víspera.

Entre fuertes medidas de seguridad, Morabito fue transferido de la capital de Paraíba, donde fue arrestado el lunes en la habitación de un hotel, hasta Brasilia, donde esperará la tramitación de su extradición.

Tras llegar a Brasilia, el mafioso fue examinado en el Instituto Médico Legal y de allí será llevado a una prisión de máxima seguridad, según confirmó la Policía Federal.

Morabito fue condenado en Italia a 30 años por asociación mafiosa y tráfico internacional de drogas, y se encontraba prófugo desde 2019, cuando huyó de una cárcel de Uruguay.

El jefe de la 'Ndrangheta escapó en la madrugada del 24 de junio de 2019 del Centro de Ingreso, Diagnóstico y Derivación del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR), situado en las instalaciones de la antigua Cárcel Central de Montevideo.

El capo había sido arrestado en Uruguay, donde residía desde hacía una decena de años, en septiembre de 2017, tras 22 años de búsqueda de las autoridades italianas.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.