Maestros de Ohio pueden ir armados a escuelas con 24 horas de instrucción, frente a las 700 anteriores

·3  min de lectura

El gobernador republicano de Ohio, Mike DeWine, promulgó una medida que permite a los maestros y al personal escolar llevar armas de fuego a la escuela tras un máximo de 24 horas de formación, lo que reduce el requisito anterior de más de 700 horas.

El proyecto de ley 99 de la Cámara de Representantes revierte una decisión de 2021 del Tribunal Supremo del estado, que dictaminó que los trabajadores escolares armados debían recibir primero una formación sobre armas de fuego similar a la de los agentes de la ley y la seguridad que llevan armas en los campus, además de la aprobación del consejo escolar local.

Según la ley firmada por el gobernador el 13 de junio, los consejos escolares locales seguirán teniendo que aprobar si un profesor o empleado de la escuela puede llevar un arma de fuego, pero el periodo de formación se redujo a no más de 24 horas.

“Cada consejo escolar determinará lo que es mejor para sus alumnos, su personal y su comunidad”, declaró el gobernador el lunes.

La ley fue firmada el mismo día en que entra en vigor la nueva medida de “portación constitucional” del estado, que permite a los residentes mayores de 21 años que, por lo demás, están legalmente autorizados a poseer un arma de fuego, llevar un arma oculta sin necesidad de un permiso o formación.

El estado se encuentra entre los casi 30 que permiten a los empleados de los campus escolares que no sean agentes de seguridad llevar armas de fuego, según la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales.

La última medida de Ohio sigue a los llamados de funcionarios republicanos de todo el país para reforzar la seguridad en las escuelas -incluido armar a los maestros- mientras se oponen a las medidas para frenar la proliferación de armas de gran potencia tras los asesinatos masivos de escolares, incluida la matanza de 19 alumnos de cuarto curso en la escuela primaria Robb de Uvalde (Texas) el mes pasado.

El alcalde de Cleveland, Justin Bibb, subrayó que la ciudad prohibiría a los maestros y al resto del personal escolar que no sea de seguridad llevar armas de fuego en los campus, y un alto exfuncionario de las fuerzas del orden de Ohio advirtió que el nuevo requisito de formación podría generar “accidentes perjudiciales e incluso muertes innecesarias”.

La legislación se ha enfrentado a una amplia oposición por parte de los defensores del control de armas, los sindicatos de maestros, la Orden Fraternal de la Policía de Ohio y los legisladores demócratas; la representante estatal Juanita Brent declaró a los legisladores que el proyecto de ley “no es lo que el pueblo pidió”.

“No se nos confía los libros que elegimos, ¿pero de alguna manera se supone que se nos confía un arma en la escuela?”, fustigó Shari Obrenski, vicepresidenta de la Federación de Maestros de Ohio, dirigiéndose a los legisladores estatales durante el debate el mes pasado.

En una declaración conjunta a principios de este mes, el sindicato y la Asociación de Educación de Ohio declararon que “poner más armas en los edificios escolares en manos de personas que tienen una formación lamentablemente inadecuada -a pesar de sus intenciones- es peligroso e irresponsable”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.