Maestros de CPS ya son elegibles para la vacuna COVID-19

Hannah Leone, Chicago Tribune
·4  min de lectura

Todos los empleados y proveedores de las Escuelas Públicas de Chicago (CPS) ya son elegibles para recibir la vacuna COVID-19 en los sitios administrados por el distrito, se anunció el miércoles, en el primer aniversario del cierre de escuelas en todo el estado.

La directora ejecutiva de CPS, Janice Jackson, dijo el miércoles que el objetivo es que todos los miembros del personal sean vacunados para fines de marzo.

Con más de 52,000 personas en esa categoría y sin un método de seguimiento central, no está claro cuántos necesitan la primera dosis. CPS solo tiene acceso a datos de sus propios sitios, donde se habían administrado 5,100 primeras dosis hasta el lunes; la Junta de Educación de Chicago aprobó el mes pasado una medida que requiere que los empleados informen al distrito si ya han sido vacunados.

Combinado con datos de sitios administrados por el distrito, una encuesta de empleados con una tasa de respuesta del 41% mostró que, más de 14,000 empleados, o al menos el 30%, ya habían recibido su primera dosis, la mayoría de proveedores independientes.

Dadas las respuestas faltantes, los funcionarios del distrito dijeron que el número total “se supone que es significativamente más alto”, pero lo que saben incluye a 7,584 maestros; Otros 1,835 miembros de la CTU como suplentes, enfermeras y paraprofesionales; 706 administradores escolares; 496 personal de la red, la ciudad y la oficina central; y 3,443 otros empleados.

Todos los grupos de empleados recibieron más vacunas de sitios independientes y asociados que directamente a través de CPS, excepto un grupo de empleados diversos que incluye a los trabajadores por horas.

Las tasas de respuesta a las encuestas fueron más altas entre los administradores y el personal de la oficina central. El distrito implora a la mayoría del personal que no respondió que lo haga, afirmando que la encuesta es “fundamental para obtener una mayor comprensión de quién ha recibido la vacuna y quién no y quién aún la necesita”.

En respuesta a una pregunta sobre los miembros del personal que no completaron la encuesta, Jackson dijo: “Creemos que es realmente importante que tengamos esa información, así que mentiría si dijera que no me decepcionaron algunas de las tácticas que se están utilizando. "

La alcaldesa Lori Lightfoot dijo en una declaración: “Para que las vacunas sean realmente la luz al final del túnel largo y oscuro en el que hemos estado durante el año pasado, debemos hacer todo lo posible para llevarlas a quienes lo necesitan más, especialmente nuestros trabajadores esenciales. Con las citas de vacunación ahora disponibles para todos los empleados de CPS, podremos no solo mejorar nuestras estrategias de mitigación de aprendizaje en persona y en curso, sino también avanzar aún más en nuestro objetivo de toda la ciudad de reabrir por completo y recuperarnos de la pandemia “.

En febrero, CPS abrió cuatro sitios de vacunación y comenzó a “ofrecer” 1,500 primeras dosis por semana en función de la exposición y la capacidad de depender de estrategias de mitigación, teniendo también en cuenta el tiempo que un grupo específico de empleados ha estado trabajando en persona.

Dentro de cada grupo, se dió prioridad a los empleados mayores de 65 años y a los que tienen una afección médica de alto riesgo. Se puede esperar que los empleados con adaptaciones médicas trabajen en persona después de recibir ambas dosis, y se espera que los empleados sin adaptaciones aprobadas trabajen en persona independientemente del estado de vacunación. Algunos educadores están tomando licencias sin goce de sueldo hasta que estén completamente vacunados.

El distrito ahora está haciendo una campaña activa para que todos los empleados se vacunen.

“Hace exactamente un año nos enfrentamos a una incertidumbre sin precedentes y hoy, estamos en el horizonte de un futuro mucho más brillante con todo nuestro personal elegible para vacunarse y los estudiantes aprendiendo en las aulas de toda la ciudad”, dijo Jackson en un comunicado. “Estoy extremadamente agradecida con la Administración de Biden que ha aumentado enormemente la disponibilidad de vacunas y con nuestros funcionarios de salud estatales y locales que han dado prioridad a los maestros y al personal escolar”.

El 13 de marzo del año pasado, el gobernador J.B. Pritzker anunció que todas las escuelas debían cerrar el martes 17 de marzo, en medio de la creciente pandemia de coronavirus. El cierre inicial estaba destinado a durar hasta el 30 de marzo, con la advertencia de una posible prórroga.

—To read this story in English, please click here

Este texto fue traducido por Leticia Espinosa/TCA