Maduro recibe cartas credenciales de embajador español

CARACAS (AP) — El presidente venezolano Nicolás Maduro recibió el martes las cartas credenciales del nuevo embajador de España en Caracas como parte de la normalización de relaciones diplomáticas. Hace más de dos años que el cargo quedó que el cargo quedó vacante después de la salida en 2020 del embajador español Jesús Silva.

Las autoridades españolas en diciembre pasado designaron como embajador a Ramón Santos Martínez, quien desde octubre de 2021 se convirtió en la persona de mayor rango en el servicio diplomático en este país sudamericano, cuando reemplazó a Juan Fernández Trigo como encargado de negocios.

Fernández Trigo había quedado a la cabeza de la misión diplomática española luego de la salida del embajador Silva en noviembre de 2020, en medio de tirantes relaciones de los gobiernos de Caracas y Madrid.

España recientemente le dio el beneplácito a Coromoto Godoy como embajadora de Venezuela en Madrid. Los nombramientos se produjeron después de que el ministro de exteriores de España, José Manuel Albares, expresase en noviembre que la decisión de retirar a su embajador era “susceptible de revertirse”, tras la reanudación de los diálogos entre el gobierno de Maduro y una delegación de la oposición.

Tras cumplir con el trámite formal, Maduro y Santos Martínez -exembajador de España en Bolivia (2008-2012) y en Panamá (2015-2019)- se estrecharon las manos y conversaron. No hubo declaraciones a la prensa.

El anterior embajador español fue blanco de severas críticas de Maduro, quien lo catalogó de “racista” y “golpista”. Le acusó en 2019 de ser uno de los responsables en la fuga del dirigente opositor venezolano Leopoldo López a España.

López, que fue sentenciado en 2015 a casi 14 años de prisión acusado de promover violentas protestas en Caracas, se refugió en la sede diplomática española tras la infructuosa rebelión de la oposición con apoyo de una parte de los militares del 30 de abril de 2019. Luego viajó a Madrid, donde se reunió con sus familiares.

Maduro entonces también criticó con dureza al presidente de España, Pedro Sánchez, que se reunió en Madrid con López. Expresó que el mandatario español estaba “bastante desinformado de Venezuela”.

López estuvo por más de tres años en la cárcel militar de Ramo Verde, a las afueras de Caracas, y en 2017 fue trasladado a su casa bajo arresto domiciliario, de donde salió en medio de la arremetida opositora de 2019.