Maduro prorroga otra vez la vigencia del billete de 100 bolívares en Venezuela

Billetes de 100 bolívares el 16 de diciembre de 2016 en San Cristóbal, Venezuela Venezuelans lined up to deposit 100-unit banknotes before they turned worthless, but replacement bills had yet to arrive, increasing the cash chaos in the country with the world's highest inflation. Venezuelans are stuck in currency limbo after President Nicolas Maduro ordered the 100-bolivar note -- the largest denomination, currently worth about three US cents -- removed from circulation in 72 hours. (AFP/Archivos | George Castellanos)

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, prorrogó este viernes por quinta ocasión, hasta el 20 de abril, la vigencia del billete de 100 bolívares ante la lenta puesta en marcha de un nuevo cono monetario.

"He decidido prorrogar hasta el 20 de abril, una vez más, la vigencia y circulación tranquila del billete de 100 bolívares (equivalente a 0,15 dólares a la tasa oficial más alta)", dijo Maduro en su programa musical de salsa.

Una nueva emisión de billetes con denominaciones que van de 500 a 20.000 bolívares comenzó a circular el 16 de enero; sin embargo, aún no se ven masivamente en las calles ni son dispensados por los cajeros electrónicos. Solo se distribuyen por retiro directo en entidades bancarias.

Los bancos alegan que los cajeros deben ser calibrados para ello, pero Maduro puso en duda el argumento.

"Necesitan dos meses para calibrar los cajeros electrónicos para los billetes nuevos de 20.000, 10.000, 5.000... ¿Cuándo acá? Yo no me creo esa coba (mentira)", expresó el mandatario, que denuncia un complot internacional con papel moneda venezolano para desestabilizar a su gobierno.

Maduro ordenó retirar en diciembre el billete de 100 bolívares, asegurando que mafias en las fronteras con Colombia y Brasil lo sacaban de Venezuela para dejar sin efectivo al país.

Sin embargo, echó atrás la medida ante el retraso en la aparición del nuevo cono monetario, que provocó graves disturbios por la falta de efectivo, con saldo de cuatro muertos y cientos de comercios saqueados.

La actualización del cono monetario era necesaria dada la fuerte devaluación de la moneda y la inflación, la más alta del mundo, proyectada en 1.660% por el FMI para este año. El billete de 100 apenas alcanza para comprar un caramelo.