Maduro y opositores inician diálogo en México bajo la sombra de Alex Saab

Matias Delacroix/AP

Representantes de la oposición venezolana y del régimen de Nicolás Maduro tienen previsto reunirse el sábado en México para reanudar un proceso de diálogo para buscar una salida a la prolongada crisis venezolana.

El encuentro se produce poco después de haberse cumplido un año de que Maduro suspendiera las conversaciones en protesta de la extradición a Estados Unidos de su presunto testaferro, Alex Saab, en octubre del 2021.

El régimen accedió a retomar el diálogo luego de obtener una serie de concesiones de Washington, incluyendo la liberación de dos sobrinos políticos que cumplían condenas de 18 años en Estados Unidos tras ser declarados culpables de cargos de narcotráfico.

Pero la liberación de Saab, quien enfrenta cargos de lavado de dinero en Miami, continúa encabezando la agenda del régimen socialista de Caracas; su equipo de negociadores está integrada por la esposa del empresario colombiano, Camilla Fabri, una modelo italiana de 28 años que actualmente se se encuentra prófuga de la Justicia de su país de origen por lavado de activos.

Los participantes de la cita en México tienen la tarea de elaborar una fórmula que ponga fin a una crisis política venezolana que lleva ya más de una década. Entre los objetivos está la creación de una hoja de ruta para la celebración de elecciones presidenciales en el 2024.

Francia, país que conjuntamente con el gobierno del presidente colombiano Gustavo Petro ha formado parte de los más recientes esfuerzos por resucitar las suspendidas negociaciones, enfatizó la necesidad del encuentro y que éstas conduzcan a elecciones libres en el país petrolero.

“Esas discusiones son necesarias en la perspectiva de elecciones libres y democráticas en 2024 bajo observación internacional, las únicas que permitirán resolver la profunda crisis que atraviesa Venezuela”, dijo el jueves un portavoz de la cancillería francesa.

El alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, también manifestó el jueves su beneplácito por la realización del encuentro. “Acojo con satisfacción el anuncio de reanudación del diálogo en México entre el gobierno de Venezuela y la oposición, clave para una solución pacífica a la crisis”, dijo el jefe de la diplomacia europea a través de su cuenta de Twitter.

El impulso internacional a favor de realizar nuevas elecciones presidenciales en Venezuela constituye un radical cambio en la oposición de la comunidad internacional, que hace apenas dos años sostenía que era imposible que comicios libres y transparentes pudieran ser sostenidos en el país petrolero mientras Maduro se mantenga en el poder.

Esa percepción, sin embargo, sigue siendo sostenida por muchos venezolanos, quienes a través de los años han visto múltiples manifestaciones de fraude electoral en el país sudamericano.

De tener éxito, las conversaciones también podrían conducir a la liberación de cientos de millones de dólares en ayuda humanitaria y a un eventual levantamiento de las sanciones económicas impuestas por Washington, objetivo que además de la liberación de Saab encabeza la agenda del régimen.

De la misma manera, Estados Unidos podría autorizar a Chevron a asumir el control de las operaciones petroleras que administraba en Venezuela antes de la aplicación de las sanciones, lo cual eventualmente podría conducir a un incremento de las exportaciones de crudo.