Maduro intenta mostrar con ejercicios poderío militar de Venezuela

Por Manaure Quintero y Efraín Otero
Un miembro de la milicia sostiene un rifle durante un ejercicio militar en Caracas

Por Manaure Quintero y Efraín Otero

CARACAS, 15 feb (Reuters) - La Fuerza Armada venezolana realizó el sábado ejercicios con milicias civiles, baterías antiaéreas y vehículos blindados en Caracas y en algunas regiones país, en un esfuerzo del presidente Nicolás Maduro de mostrar su poderío militar mientras Washington se prepara para escalar sanciones.

Maduro acusa a Estados Unidos de planear una intervención militar en la nación OPEP, que el presidente Donald Trump describió como una posibilidad en el 2017. Desde el año pasado, la Casa Blanca ha incrementado las sanciones.

Los ejercicios, que iniciaron el sábado y culminan el domingo, fueron planificados después que Maduro formalizara la incorporación de la milicia civil, de unos 4 millones con un entrenamiento militar limitado, a la Fuerza Armada integrada por el Ejército, Armada, Fuerza Aérea y la Guardia Nacional.

"Hemos probado el nivel de comando y control de la milicia bolivariana complementado por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana", dijo el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino, en un comunicado difundido por el canal estatal de televisión.

Uno de los ejercicios fue visto por testigos Reuters en un tramo largo de una autopista en el este de Caracas, en el que se observó un grupo de cientos, incluidos soldados y milicianos participando durante unos 10 minutos en un simulacro que impidió el ingreso de "invasores" a la capital.

A los uniformados se unieron civiles y miembros del gobernante partido socialista ataviados con camisas rojas, que simularon vigilar, mientras los soldados conducían las tanquetas.

En el fronterizo occidental estado Táchira hubo un ejercicio con milicias, en su mayoría ancianos, portando armas largas.

Adversarios de Maduro califican los ejercicios como un teatro que busca cubrir la decadencia de la Fuerza Armada en medio de la hiperinflación que ha pulverizado los salarios de los venezolanos, incluidos los percibidos por los militares, limitando el acceso a los alimentos.

"Es un ejercicio de propaganda lo que está haciendo hoy la dictadura", dijo el líder opositor Juan Guaidó en una conferencia de prensa. Guaidó es reconocido por más de 50 países, incluido Estados Unidos, como el presidente encargado de Venezuela.

Maduro se ha mantenido en el poder con el apoyo de los militares, a pesar del colapso económico con hiperinflación y en medio de una profunda crisis política. Estados Unidos ha pedido a la Fuerza Armada que le retiren el apoyo.

Funcionarios del Departamento de Estado dijeron este mes que planean nuevas medidas para aumentar la presión sobre Maduro. El mandatario del país OPEP dice que la debacle de la economía del país es consecuencia de las sanciones.


(Reporte adicional de Deisy Buitrago y Brian Ellsworth en Caracas; reporte adicional de Anggy Polanco en San Cristóbal)