Maduro: Chávez puede juramentar ante Tribunal

Más destacado

CARACAS, Venezuela (AP) — El vicepresidente de Venezuela dijo el viernes que el enfermo presidente Hugo Chávez podría prestar juramento ante el Tribunal Supremo en una fecha posterior, si él no se encuentra en capacidad de hacerlo la próxima semana ante los legisladores.

El vicepresidente Nicolás Maduro hizo el comentario en una entrevista televisada el viernes por la noche. Rechazó el argumento de algunos líderes de la oposición de que se debe llamar a nuevas elecciones si Chávez no asume el cargo el jueves próximo, según lo estipulado por la Constitución.

Maduro afirmó que Chávez, como presidente reelecto, puede permanecer en el cargo después de esa fecha y que podría juramentar en su caso ante el Tribunal Supremo, en una fecha aún por determinar.

"El formalismo de su juramentación podrá resolverse ante el Tribunal Supremo de Justicia en el momento en que así lo estime el TSJ en coordinación con el jefe de Estado, el comandante Hugo Chávez", afirmó.

"El presidente en estos momentos, es presidente en funciones, tiene su gobierno constituido, él está con un permiso constitucional", resaltó Maduro, quien portaba una pequeña copia de la Constitución y leía los artículos referidos a los causales que "que pudieran derivar en una ausencia absoluta".

"Si tocamos piso, ninguna de estas causales puede ser enarboladas por la oposición venezolana, porque están trastocando la Constitución, el artículo 233 es el que establece las causas y los mecanismos para declararlo", aseguró.

Otros están en desacuerdo. Rubén Ortiz, abogado y simpatizante de la oposición, sostuvo que "argumentación jurídica" del vicepresidente "es absolutamente incorrecta".

Si Chávez no está en Caracas para prestar juramento el jueves, Ortiz indicó en la entrevista telefónica, que del mando "debería encargarse el presidente de la Asamblea Nacional".

Agregó que la reunión expresa claramente que "el periodo concluye el 10 de enero. Sí hay una separación de manera formal entre un mandato y el otro".

Se espera que en su primera sesión del año, los legisladores ventilen en profundidad y públicamente el sábado los planes del oficialismo y los desacuerdos con sus opositores sobre si Chávez sería incapaz de prestar juramento para un nuevo mandato.

Esa sesión, donde se elegirán a las nuevas autoridades de la Asamblea Nacional de 165 diputados, controlada por una mayoría oficialista, llega después que el gobierno reveló que Chávez está luchando contra una severa infección pulmonar y que recibe tratamiento para combatir una insuficiencia respiratoria, término utilizando por primera vez para describir su estado, más de tres semanas después de ser operado por cáncer en Cuba.

El anuncio indicaría una profundización de la crisis para el mandatario de 58 años de edad y alimenta las conjeturas de que probablemente no será capaz de regresar a Caracas para la inauguración prevista para el jueves 10 de enero.

Diosdado Cabello, actual presidente de la Asamblea Nacional y estrecho aliado de Chávez, escribió en Twitter que los adversarios del mandatario no encontrarán espacios en el Legislativo unicameral para cambiar el rumbo político del país.

"Si la oposición cree que en la Asamblea encontrará un espacio para conspirar contra el pueblo se vuelve a equivocar, será derrotada", escribió Cabello.

"Que nadie se equivoque, esa Asamblea Nacional es revolucionaria y socialista, seguirá al lado del Pueblo y de nuestro Comandante", expresó en otro mensaje.

"Mañana (sábado) estaremos en la Asamblea Nacional instalando su nueva directiva. Invitamos al bravo pueblo a seguir construyendo la revolución", agregó.

Líderes de la oposición han exigido que el gobierno proporcione información más específica acerca del estado de salud de Chávez y han argumentado que si el presidente no está de vuelta en Venezuela el día de la ceremonia inaugural se debe llamar a una nueva elección.

La Constitución venezolana dice que el presidente debe jurar el 10 de enero ante la Asamblea Nacional. Algunos funcionarios del gobierno han planteado la posibilidad de que Chávez no esté en condiciones de hacerlo, aunque sin decir qué sucederá en tal caso.

La crisis de salud de Chávez ha planteado varias polémicas antes de la toma de posesión, entre ellas la legalidad de aplazar la asunción. Los planes de los aliados de Chávez sigue siendo un misterio.

La Constitución dice que si un presidente o presidenta electo muere o es declarado incapaz de continuar en el cargo, el presidente de la Asamblea Nacional debe encargarse temporalmente de la presidencia y que debe convocar una nueva elección dentro de los siguientes 30 días.

Maduro, entre otros cercanos colaboradores del mandatario, descartan la idea de que la fecha de toma de posesión tenga un plazo, al afirmar que la ceremonia inaugural puede ser diferida si Chávez necesita más tiempo para recuperarse, entre otras alternativas.

"Los comentarios de Maduro no son sorprendentes. El gobierno tiene todas las cartas en la situación actual, en particular dada la compasión por la enfermedad grave de Chávez. Se ha interpretado la Constitución libremente, para su propio beneficio político", dijo el analista Michael Shifter, presidente del grupo de estudios Diálogo Interamericano de Washington.

"De esta manera Maduro es capaz de ganar algo de tiempo, afirmar su autoridad, y buscar apoyo dentro del chavismo. Él (Maduro) pone sobre aviso a la oposición y lo deja fuera de balance", acotó.

Shifter manifestó que la oposición está a la defensiva, con su táctica única de insistir en que el 10 de enero es la fecha establecida.

"Chávez controla todas las instituciones clave y resulta improbable que la mayoría de los venezolanos se indigne demasiado por lo que parece desafiar a una disposición constitucional bastante menor", destacó.

"Atacar al gobierno porque no tiene nada que objetar a la toma de posesión de Chávez ante el Tribunal Supremo después del 10 de enero no es exactamente una estrategia política ganadora para la oposición", subrayó.

"El gobierno quiere más tiempo, ya sea para ver si Chávez se pone mejor, o para consolidar sus filas, evitar fisuras y desmoralizar a la oposición", dijo.

Chávez no se ha presentado en público desde la operación a que fue sometido el 11 de diciembre en Cuba, y el reporte más reciente de su gobierno, emitido el 3 de enero por la noche, aumentó las conjeturas de que podría verse impedido de rendir juramento para otro mandato en la fecha contemplada.

El mandatario "ha enfrentado complicaciones como consecuencia de una severa infección pulmonar" tras la cirugía delicada, informó el jueves el ministro de Comunicación, Ernesto Villegas, en un breve mensaje a la nación por radio y televisión.

"Esta infección ha derivado en una insuficiencia respiratoria que requiere... un estricto cumplimiento del tratamiento médico", agregó, leyendo un comunicado oficial.

El nuevo informe oficial sobre el estado de salud de Chávez aparentemente elevó la posibilidad de que el mandatario pudiera estar conectado a un respirador artificial, pero el gobierno no atendió esa pregunta ni proporcionó detalles sobre el tratamiento.

El doctor Gustavo Medrano, neumólogo del Centro Médico de Caracas, dijo que no estaba claro cuál era la magnitud de la infección ni en qué medida estaban afectados los pulmones u otros órganos.

"Lo más probable es que (Chávez) esté en ventilación mecánica", dijo Medrano, pero que también pudiera no estarlo, de acuerdo con su estado.

Dijo que ha visto otros casos de pacientes con infecciones pulmonares severas después de cirugía para el cáncer. "En general eso es muy malo (...) sobre todo después de una cirugía como la que le hicieron" al mandatario, añadió.

Por su parte, Michael Pishvaian, oncólogo de la Universidad Georgetown en Washington, dijo que tales infecciones respiratorias pueden ir de "una leve infección que requiera antibióticos y oxígeno complementario a complicaciones respiratorias que pongan en riesgo la vida".

"Podría ser una muy mala señal", dijo Pishvaian. Agregó que es posible que Chávez esté utilizando un respirador artificial pero es imposible saberlo si no se cuenta con más información.

El gobierno expresó su confianza en el equipo médico de Chávez y condenó lo que llamó una campaña de "guerra psicológica" en los medios internacionales sobre el estado del presidente. Las autoridades han instado a los venezolanos a no prestar atención a los rumores acerca de la salud de Chávez.

Líderes de oposición sostienen que es imprecisa la información que viene del gobierno y es la causa de que se generen rumores. Además han exigido un informe médico completo.

En tanto, el diario El Nacional criticó en su editorial del viernes lo que llamó el "vacío informativo" en torno a la salud del mandatario.

"Todo es posible porque nadie desde el gobierno habla claro", sostuvo el diario venezolano, al recordar el secreto que rodeó la muerte del gobernante soviético Josef Stalin como la del líder chino Mao Zedong.

La televisión estatal emite repetidamente el video de una canción en la cual raperos exhortan a orar por Chávez y proclaman "vivirás y vencerás". Durante la canción se escucha el fragmento de un discurso en el cual Chávez dice, "yo estaré con ustedes siempre".

Chávez ha sido sometido a cuatro intervenciones quirúrgicas relacionadas con un tipo de cáncer pélvico no revelado desde junio de 2011. Se ha negado a revelar la localización precisa de los tumores que han sido extraídos quirúrgicamente.

Fue reelegido en octubre para un nuevo mandato de seis años y dos meses más tarde anunció que el cáncer había regresado. Chávez dijo antes de la operación que, si su enfermedad le impedía asumir su mandato, el vicepresidente, Nicolás Maduro, debía ser el candidato de su partido para que lo sustituya en una nueva elección.

En las calles de Caracas, en tanto, algunos de sus partidarios dicen que aún mantiene la esperanza de que pueda recuperarse.

Miriam Bolívar, miembro del colectivo barrial "Esquina Caliente", parte de los grupos de base del Partido Socialista Unidos de Venezuela (PSUV), expresó que el mandatario "es el único líder de la Revolución Bonita, no nos imaginamos la vida sin el él, él es la vida. Esta es una batalla más y tenemos fe que una vez más saldrá airoso".

Al preguntársele por la ola de rumores que sugieren que el mandatario estaría grave, Bolívar expresó su confianza en los ministros: "ellos no traicionarían la confianza del comandante, el comandante es el primero que ha pedido que nos digan la verdad por más dura que sea".

Algunos simpatizantes de Chávez, empero, tienen sus dudas.

"Chávez es como un papá para nosotros los pobres, pedimos a Dios por su pronta recuperación y esperamos que sea cierto lo que nos dicen. Chávez tiene toda mi confianza, él siempre habla con la verdad; de la gente que lo rodea no puedo decir lo mismo", dijo Ricardo Maya, un mensajero de 24 años.

En Paraguay, el presidente Federico Franco hizo votos por la recuperación de Chávez.

"Mi postura con respecto a Hugo Chávez, como cristiano, es hacer votos públicamente para que se recupere. Ojalá Dios quisiera se restablezca, que se cumpla la voluntad de Dios", dijo el mandatario paraguayo, cardiólogo de profesión, quien evitó comentar sobre la relación bilateral.

Paraguay y Venezuela, en forma mutua, retiraron sus embajadores de Caracas y Asunción, como parte del distanciamiento entre ambos luego que el mandatario Fernando Lugo, estrecho aliado de Chávez, fue destituido el 22 de junio por el Senado de su país y reemplazado por el vicepresidente Franco.

___

Los periodistas de The Associated Press pedro Servin en Asunción, y Adriana Gómez Licón en la Ciudad de México, contribuyeron a este despacho.

___

Ian James en Twitter: https://twitter.com/ianjamesap

___

Interactivo en español:

http://hosted.ap.org/interactives/2012/chavez-es

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK