Maduro asegura que el 2022 fue un año de "metas cumplidas" en Venezuela

Caracas, 31 dic (EFE).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró este sábado que el 2022 fue un año de "metas cumplidas" para Venezuela, a pesar de las "circunstancias en contra" que atravesó la nación caribeña los últimos 12 meses, y que en 2023 iniciará un "ciclo" de recuperación.

"El 2022 fue un año de metas cumplidas, de esfuerzo inigualable bajo el influjo de la identidad nacional", dijo el mandatario durante su mensaje de Fin de Año.

Aseguró que no fueron sencillos los objetivos planteados, pero que su Gobierno asumió el "renacimiento nacional" a través de seis líneas de trabajo dirigidas a atender la recuperación económica, la "protección del pueblo", los servicios públicos, el poder popular, la soberanía nacional y la "transformación del sistema de justicia".

Apuntó que "las pruebas superadas en este período marcarán "el inicio de la recuperación definitiva", y que 2023 traerá para la nación petrolera "el nuevo tiempo de prosperidad".

Destacó algunos logros de su gestión durante 2022 y apuntó que "por encima de las 927 sanciones criminales impuestas por los Estados Unidos y aupadas por los sectores extremistas, el pueblo de Venezuela se reinventó para lograr los equilibrios necesarios y la reactivación del aparato productivo".

Asimismo, resaltó la diversificación de las fuentes de riqueza, la "protección social", la dinamización del sistema crediticio y la optimización de los servicios básicos como aspectos logrados.

Maduro se refirió, además, a los lazos restablecidos en el ámbito diplomático y celebró la regularización de relaciones con naciones como Colombia, Argentina, Bolivia, México y Honduras.

"Con beneplácito hemos visto como el continente va dando un giro hacía ideas progresistas, dejando un quinquenio gris de extremismo y servilismo imperial de derecha", apuntó.

La economía venezolana, que cayó un 80 % desde 2013, ha mostrado signos de recuperación este año como resultado de un cambio en las políticas del Ejecutivo, que se ha abierto al dólar, tras años de rechazo a la divisa, y a inversionistas privados, a la vez que redujo los controles y las intervenciones a empresas, según expertos.

Sin embargo, en el último trimestre del año, y especialmente en diciembre, economistas han alertado de una desaceleración de este crecimiento debido a factores como la devaluación de la moneda local -el bolívar- frente al dólar, un aumento sustancial de los precios y la escasez de gasolina.

(c) Agencia EFE