Maduro apuesta por el control de empresa de fertilizantes

·2  min de lectura

BOGOTÁ (AP) — El presidente venezolano Nicolás Maduro apuesta por recuperar el control de la empresa de fertilizantes Monómeros que opera en Colombia, al pedir formalmente el cambio de su junta directiva.

Se trata de una puja política con el líder opositor Juan Guaidó, quien es considerado en algunos países presidente interino de Venezuela. Desde el 2019, Monómeros está bajo el control de la oposición que tiene el mando de la junta directiva.

Monómeros abastece el 50% de abonos y fertilizantes en Colombia, su principal mercado, aunque sus productos también llegan a países como Panamá, República Dominicana, Ecuador, Bolivia, Chile y Trinidad y Tobago. En 2021 tuvo una utilidad neta de 13 millones de dólares.

En medio de la escasez de fertilizantes en el mundo, el presidente colombiano, Gustavo Petro, la ve como pieza clave para garantizar el abastecimiento de su país. Monómeros Colombo Venezolanos dejó de ser una empresa binacional en 2006, cuando Colombia vendió sus acciones a la Petroquímica de Venezuela (Pequiven).

Maduro, por su parte, también reconoce su valor estratégico. El año pasado en el marco de las negociaciones con la oposición en México, exigió de vuelta a Monómeros, filial de Pequiven. Con el objetivo de que los productos agroquímicos contribuyan en la recuperación económica de Venezuela.

La empresa de fertilizantes se ha convertido en pieza clave del restablecimiento de las relaciones entre Colombia y Venezuela bajo la nueva administración de Petro, que volvió a reconocer a Maduro como el presidente legítimo del país vecino.

Monómeros, aún bajo la oposición, emitió un comunicado el jueves informando que si bien se promovió la inscripción de un acta para reemplazar a los actuales administraciones, aún la decisión no está en firme ni ha cobrado vigencia, por lo que presentará los recursos de ley para oponerse.

El recién posesionado embajador de Colombia en Venezuela, Armando Benedetti, indicó el viernes en un tuit que el cambio de junta en Monomeros “no es inminente, faltan varios meses”.

La Cámara de Comercio en Colombia continúa estudiando el acta presentada por el gobierno de Maduro para cambiar la junta directiva.

En 2021, la estatal venezolana se acogió a un plan de salvamento ante el gobierno colombiano, tras atravesar una difícil situación económica y administrativa, aunque negó estar en quiebra. A principios de agosto de 2022, Monómeros superó la situación y dejó de estar en el máximo grado de supervisión.

Monómeros ha sorteado crisis por ser una empresa estatal y uno de los activos de Venezuela en el exterior afectados por las sanciones de Estados Unidos al gobierno de Maduro, lo que le ha dificultado acceder a la banca. El Departamento del Tesoro de Estados Unidos levantó en 2019 las sanciones y le otorgó las licencias para realizar transacciones con vigencia hasta 2023.