Maduro anuncia regreso de clases presenciales en Venezuela en marzo en medio de pandemia

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO-Un niño hace su tarea después del cierre de las escuelas durante la cuarentena nacional debido al brote de la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en San Cristóbal, Venezuela.

CARACAS, 12 feb (Reuters) - El presidente venezolano, Nicolás Maduro, dijo el viernes que en marzo se reanudarán las clases presenciales en todos los niveles en el país sudamericano, luego de permanecer suspendidas por casi un año, aunque se cumplieron parcialmente a distancia por la pandemia del COVID-19.

El anuncio se hizo cuando se espera la llegada de unos 100.000 vacunas rusas Sputnik V, mientras funcionarios del gobierno venezolano y líderes de la oposición discuten un acuerdo que considera la compra de vacunas a través del programa COVAX.

"En marzo, vamos arrancar las clases presenciales, parciales, con bioseguridad a nivel de todo el sistema educativo venezolano", dijo Maduro en una actividad en el palacio de Gobierno y transmitida por la televisión estatal.

"Vamos controlando la pandemia y con medidas de bioseguridad y la llegada de las vacunas vamos paso a paso, paso a paso", agregó el mandatario.

Maduro dijo recientemente que el personal sanitario y maestros recibirán de manera prioritaria las primeras dosis de la vacuna rusa.

El gobierno de Maduro, con problemas de liquidez, se ha inscrito en el programa COVAX, codirigido por la Organización Mundial de la Salud para proporcionar vacunas a nivel global incluyendo los países más pobre, pero no ha realizado los pagos asociados.

En Venezuela se han contabilizado 131.828 casos y 1.260 fallecidos desde marzo del año pasado, según datos oficiales. Pero gremios médicos señalan que el número de infecciones es mayor y que el gobierno ha querido reducir artificialmente las cifras al realizar menos pruebas.

Maduro ha extendido en varias oportunidades el "estado de alarma" por la pandemia del coronavirus, que incluye una "cuarentena voluntaria" y al mismo tiempo dispuso de un esquema de flexibilización parcial cada 8 días.

(Reporte de Deisy Buitrago; Editado por Javier López de Lérida)