Maduro acusa a Facebook e Instagram de vetar sus mensajes

Por JORGE RUEDA
El presidente venezolano Nicolás Maduro acusó el martes 17 de octubre de 2017 a Facebook e Instagram de vetar sus mensajes. El mandatario lo dijo durante una conferencia con corresponsales extranjeros en la que también defendió los resultados de las elecciones recienes para gobernadores y que fueron desconocidos por la oposición. (AP Foto/Ariana Cubillos)

CARACAS (AP) — El presidente venezolano Nicolás Maduro dirigió el martes sus críticas a las redes sociales.

En una rueda de prensa con corresponsales extranjeros, el mandatario acusó a Facebook e Instagram de vetar sus mensajes, incluidos lo más recientes relacionados con la elección para gobernadores en la nación sudamericana, y pidió a su gobierno citar a sus representantes en Venezuela.

“¿Por qué vetan al presidente?”, preguntó.

Facebook, con sede en Menlo Park, California, también es dueña de Instagram y WhatsApp.

Las oficinas de prensa de Facebook e Instagram no contestaron de inmediato a correos electrónicos que envió The Associated Press para que comentaran sobre los señalamientos.

Maduro afirmó que sus adversarios políticos hacen uso de las redes sociales sin restricciones para "destruir la revolución", mientras que él y sus aliados están “vetados”.

El mandatario aseguró que las compañías utilizan “retardadores” para evitar que sus mensajes en video lleguen a la gente. “Tengo derecho a defenderme, esa es la nueva guerra".

En 2013, Maduro denunció a Twitter de ser parte de lo que entonces llamó un “ataque masivo” contra su cuenta de la red social.

El gobernante ha dicho repetidamente que las redes sociales más populares -como Twitter, Facebook e Instagram- serían utilizadas como "un instrumento de guerra" para promover una agresión en contra de Venezuela. Hasta ahora, sin embargo, no había acusado a Facebook ni Instagram de maniobrar tecnológicamente para perjudicarlo.

La denuncia pública de Maduro ocurre en momentos que la oposición ha acusado al gobierno de cometer irregularidades en las elecciones a gobernador del fin de semana, y en las cuales se impuso el oficialismo a pesar de que sondeos independientes previos señalaban lo contrario.