Madres rastreadoras son ahuyentadas a disparos en Sinaloa

·1  min de lectura

CULIACÁN, Sin., enero 25 (EL UNIVERSAL).- Un grupo de rastreadoras que exploraban un predio donde podrían estar ubicadas posibles fosas clandestinas, en la sindicatura de Culiacancito, al extremo nor-poniente de la capital del estado, fueron sacadas del lugar con disparos de armas de fuego al aire, por lo que solicitaron el auxilio de la Policía Municipal de Culiacán.

María Isabel Cruz, fundadora del colectivo Sabuesas Guerreras a través de mensajes de texto notificó de los hechos a las corporaciones policiacas y a los medios de comunicación, al resguardarse en una estación de gasolina, junto con sus compañeras.

Las rastreadoras que habían llegado muy temprano a dicha zona, donde descubrieron algunos huesos presuntamente humanos, de forma repentina escucharon muy cerca de ellas disparos de arma de fuego en repetidas ocasiones, por lo que salieron huyendo del lugar.

Sin poder establecer el lugar exacto donde se realizaron las detonaciones de armas de fuego, María Isabel, indicó que por seguridad abandonaron el lugar, donde buscaban posibles fosas clandestinas, hasta que llegaron elementos de la Policía Municipal.

La señora Cruz, quien fundó el colectivo luego de que en enero del 2017 su hijo Josimar, agente de la Policia Municipal de Culiacán Josimar, fuera sacado con lujo de violencia por varios hombres armados de su casa en el Infonavit Humaya y desaparecido, indicó que tuvieron temor de ser víctimas de una agresión por lo que solicitaron el auxilio inmediato.