Madre cuenta cómo trató de salvar a su hijo de dos años que murió asfixiado con un plátano

·2  min de lectura

Una madre contó en una investigación sobre la muerte de su hijo pequeño que “intentó cualquier cosa” para salvarlo mientras el niño se ahogaba con un pedazo de fruta.

Dylan John James Greig tenía dos años cuando falleció en un hospital luego del trágico accidente ocurrido en su hogar, en St. Asaph, Denbighshire, Gales, el 27 de julio.

Danielle Butterley dijo, en una declaración leída en la investigación, que le había dado medio plátano esa noche antes de su hora de dormir, en lugar de su habitual botella de leche.

Después de salir de la habitación por no más de 30 segundos, la mujer regresó y encontró a Dylan acostado de espaldas en el sofá, recordó.

Butterley continuó: “Rápidamente me di cuenta de que algo estaba mal. Estaba agitando sus brazos y podía ver que se estaba ahogando. Intenté cualquier cosa. No puedo describir el sonido que salía de él”.

Agregó que el trozo de plátano en la garganta de su hijo estaba “completamente atorado y no se movía”.

John Gittins, forense senior para el este y centro de Gales del Norte, escuchó en una investigación el martes en el Ruthin County Hall que Butterley, de 30 años, le dio palmadas en la espalda para tratar de sacar el pedazo de plátano de la garganta del niño.

Llamó al 999 y la sala de control de ambulancias le dijo por teléfono cómo revivir a Dylan, mientras se enviaba a la policía y los paramédicos, dijo la madre del menor en su declaración.

El oficial de policía Brian Lloyd Williams llegó a la casa y se dio cuenta de que el niño era su sobrino.

En su declaración, Williams, cuya esposa es hermana de Butterley, dijo que quedó “increíblemente sorprendido” al entrar a la casa y encontrar a su cuñada realizando compresiones en el pecho de Dylan. “Nunca podré olvidar esa noche”, agregó.

El oficial sacó a Butterley de la habitación mientras los paramédicos trataban de resucitar a Dylan, quien luego murió esa misma noche en el hospital Ysbyty Glan Clwyd.

Después de leer la declaración de Butterley, el forense Gittins le dijo: “No puedo imaginar ni por un segundo lo difícil que debe haber sido para usted”.

Gittins registró una conclusión de muerte accidental provocada por un paro cardíaco hipóxico por atragantamiento con el plátano.

El forense dijo que el plátano le había sido entregado a Dylan de una manera “totalmente apropiada” y que habían sido “una serie de trágicos eventos que finalmente llevaron a la pérdida de este niño de dos años”

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.