Madre Lupita, una santa mexicana dedicada a pobres y enfermos

La mexicana María Guadalupe García Zavala, fundadora de la Congregación de las Siervas de Santa Margarita María y de los Pobres y conocida como Madre Lupita, que el domingo será canonizada por el papa Francisco en la plaza de San Pedro, era una hermosa joven de 23 años a punto de casarse cuando decidió consagrarse a la vida religiosa.

El anuncio oficial de la canonización de la Madre Lupita, junto a la colombiana María Laura Montoya Upegui, el italiano Antonio Primaldo y 800 mártires de la ciudad italiana de Otranto, pasó casi inadvertido para los católicos porque ocurrió el pasado 11 de febrero, el mismo día en que el papa Benedicto XVI anunció su renuncia al papado.

Madre Lupita -segunda mexicana en ser canonizada en un país que tiene unos 30 santos- nació en Zapopán, estado de Jalisco, el 27 de abril de 1878 y murió el 24 de junio de 1963 en Guadalajara, a los 85 años. Gozaba ya entonces de una gran fama de santidad.

Apenas se volcó a la vida religiosa, el objetivo de su vida fue cuidar a los pobres y a los enfermos, algo que la había motivado desde pequeña, cuando frecuentaba la Basílica de Nuestra Señora de Zapopán, frente a la cual su padre tenía un negocio de objetos religiosos.

Con su guía espiritual, el padre Cipriano Iñíguez, Madre Lupita decidió fundar la congregación religiosa de la que poco después fue proclamada Superiora General, un cargo que mantuvo toda la vida.

Las hermanas de la Congregación atendían a los enfermos en el hospital de la ciudad, que a veces pasaba por momentos de dificultades económicas. En uno de ellos, la Madre Lupita consideró necesario salir a mendigar con algunas de sus hermanas para conseguir fondos para los enfermos. Y así los hizo durante algunos años.

Madre Lupita vivió el momento histórico de las persecuciones religiosas en México, que comenzó con la caída del presidente Porfirio Díaz en 1911 y se extendió hasta la década de 1930.

Pero supo mantener un equilibrio. No sólo escondió a algunos sacerdotes perseguidos y al entonces arzobispo de Guadalajara en el hospital sino que curó y dio alimentos a los soldados del ejército persecutor, lo que le valió el respeto de ambos bandos.

La Congregación cuenta actualmente con 22 fundaciones, la mayoría en México, pero también en Perú, Islandia, Grecia e Italia.

La religiosa mexicana fue beatificada por el papa Juan Pablo II en 2004 en el Vaticano, gracias a un primer milagro comprobado por la Congregación para la Doctrina de la Fe (popularmente conocida como la "fábrica de santos") y concedido a Abraham Arceo Higareda, un hombre curado sin explicación científica, de una pancreatitis crónica.

El segundo milagro, que permite que el domingo sea canonizada, fue concedido a Wvintila Godoy Salas, una mujer originaria de Zacatecas, curada milagrosamente de una hemorragia cerebral con varias consecuencias.

Godoy Salas, que estará presente en la celebración del domingo, tiene 86 años y es madre de nueve hijos.

La religiosa mexicana María Guadalupe García Zavala, fundadora de la Congregación religiosa de las Siervas de Santa Margarita María y de los Pobres y conocida como Madre Lupita, que el domingo será canonizada por el papa Francisco en la plaza de San Pedro, era una hermosa joven de 23 años y a punto de casarse, cuando decidió consagrarse a la vida religiosa.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK