Madre gana demanda para echar de su casa a sus hijos cuarentones

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 29 (EL UNIVERSAL).- Una mujer en Italia decidió que ya era hora de que sus hijos hicieran sus vidas. Y como no quisieron hacerlo por las buenas... los demandó.

La demandante, de quien no se proporcionó nombre y es identificada solamente como una jubilada de 75 años que vive en la ciudad septentrional de Pavia, demandó a sus hijos, de 40 y 42 años, en el tribunal, donde los acusó de quedarse más tiempo del permitido en el hogar maternal, informó la cadena estadounidense CNN, citando información de un secretario judicial local.

Según la demanda, ambos hombres, a los que la descontenta progenitora califica de "parásitos", tienen trabajo, pero siguen viviendo en su casa sin pagar renta ni contribuir.

La mujer, separada del padre de sus hijos, vive de su pensión, que destina íntegramente al mantenimiento de la casa y a la alimentación.

De acuerdo con la demanda, los hijos no sólo no contribuyen económicamente para ayudar a su madre, sino que tampoco colaboran en las tareas domésticas.

La juez Simona Caterbi dio la razón a la madre y dictaminó esta semana que los hijos, a los que calificó de "bamboccioni" o "bebés grandes", tienen de plazo hasta el 18 de diciembre para abandonar la casa de su madre.

"No existe ninguna disposición en la legislación que atribuya al hijo mayor de edad el derecho incondicional a permanecer en la vivienda de propiedad exclusiva de los padres, en contra de su voluntad y en virtud únicamente del vínculo familiar", escribió en su decisión, citada por el medio local Prima Pavia.

Sin embargo, dado que en Italia es una práctica común que los hijos, particularmente hombres, se queden en el hogar familiar hasta bien entrada la edad adulta, los hijos no se quedaron de brazos cruzados y decidieron contrademandar a su madre.

Los hijos alegan que los padres italianos están "obligados por ley a mantener" a sus hijos todo el tiempo que sea necesario.

La juez Caterbi reconoció la existencia de dicha ley, pero argumentó que "ya no parece justificable -recurrir a ella-, teniendo en cuenta que los dos demandados son sujetos mayores de 40 años, y una vez superada cierta edad, el hijo ya no puede esperar que los padres continúen con la obligación de alimentos más allá de unos límites que ya no son razonables".

El abogado que representa a los hijos dijo que aún no se ha decidido si se recurrirá la orden de desahucio.