Madre acusa secuestro de su hija en Morelos

·3  min de lectura

CUERNAVACA, Mor., abril 30 (EL UNIVERSAL).- El caso de Denise "N" de 18 años de edad, reportada por sus familiares como no localizada la noche del jueves y encontrada la mañana del viernes por elementos ministeriales, desató una controversia porque en su presentación ante el Ministerio Público dijo que su ausencia había sido voluntaria y que no había sido víctima de ningún ilícito, sin embargo, su madre afirma que fue objeto de abuso sexual.

La Fiscalía General del Estado informó que tras la declaración ministerial de la estudiante de Derecho en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), notificaron a sus padres y de esa manera se reincorporó a su núcleo familiar.

Sin embargo, al siguiente día la madre de Denise, Reyna, denunció ante la prensa negligencia de parte de la Fiscalía General del Estado (FGE) y precisó que su hija había sido víctima de privación ilegal de la libertad y de abuso sexual, por parte de un hombre identificado como Anthony "N".

Regresó sola a casa

También acusó a la FGE de mentir sobre la localización de su hija porque, aseguró, no fueron los elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) quienes la encontraron, puesto que ella llegó a su casa por sus propios medios.

El fiscal general, Uriel Carmona, respondió que la versión que expone la madre de familia es totalmente diferente a la que vertió la joven, y dijo que están siendo cuidadosos para no revictimizar a la estudiante, quien relató un dicho diferente en estado completamente coherente.

"Lo que tenemos acreditado es que fue una ausencia voluntaria, dice que se fue con un compañero con quien tiene una relación sentimental", sostuvo el fiscal.

Reyna, madre de Denise, afirmó que cuando su hija llegó a su casa registraba síntomas de haber ingerido alguna droga, y acusó a la agente del Ministerio Público de omitir la práctica de exámenes médicos y toxicológicos, empero una versión extraoficial indica que la joven, en su condición de mayoría de edad, se negó a ser auscultada.

La madre de la joven contó asimismo que su hija fue presa de los agresores cuando se dirigía a la UAEM y en el camión se encontró con algunas personas, supuestamente sus amigos, que la invitaron a festejar el cumpleaños de uno de ellos.

Reyna dijo que en la fiesta corrieron bebidas embriagantes y supuso que su hija fue drogada por alguna sustancia que vaciaron en sus tragos, porque no recuerda nada.

En su relato a la prensa, replicó la versión de su hija en el sentido de que lo último que recuerda es que entró al baño de la casa donde se realizaba la fiesta, pero ya no pudo salir porque sus agresores cerraron la puerta con llave. Enseguida le apagaron la luz y después de eso se le nubló la mente, contó Reyna.

Exigen exámenes correspondientes Con esos elementos, la madre de familia presentó la denuncia por privación ilegal de la libertad y abuso sexual, y exigieron la práctica de los exámenes correspondientes.

"Nosotros dependemos de los exámenes de toxicología, pero cuando es mayor de edad y se niega no la podamos obligar, no podemos sustentarnos en el dicho de una persona, por muy buena fe que tenga la mamá, es un tema científico, los análisis de sangre no se equivocan", dijo el fiscal.

Más adelante dijo que más del 80% de los casos de personas que pierden contacto con sus familias son ausencias voluntarias, mientras que el resto corresponde al porcentaje de casos que tienen que ver con delitos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.