El impresionante santuario de Italia suspendido en la roca

Italia es uno de los países más hermosos del planeta y todo el mundo conoce sus monumentos y lugares más emblemáticos. Sin embargo, hay otros sitios menos populares para la mayoría de la gente que son igualmente espectaculares y que merece la pena conocer. Uno de ellos es el Santuario de Madonna della Corona, probablemente el lugar de culto más impresionante de todo el país de la bota.

Se encuentra a las afueras de la localidad de Spiazzi, una de las más pintorescas del norte de Italia, en la región del Véneto, y está aferrado a una montaña del macizo del Monte Baldo, en los Alpes, a 774 metros sobre el nivel del mar. Hay pruebas de la existencia de un templo en este lugar desde el siglo XIII, aunque el santuario actual se comenzó a construir en 1625 y ha sufrido varias remodelaciones desde entonces manteniendo siempre su esplendor.

La única forma de llegar al templo es a pie mediante dos caminos: uno formado por escaleras y puentes que suelen usar los peregrinos y otro mejor conservado y que está rodeado por estatuas de cobre que representan los momentos del Vía Crucis de Cristo.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.