Macron quiere usar el IVA de los combustibles para la transición ecológica

·2  min de lectura

París, 22 abr (EFE).- El presidente francés, Emmanuel Macron, afirmó este viernes que quiere destinar el dinero recaudado por el IVA a los combustibles fósiles para acelerar con la transición ecológica.

La rival de Macron en las elecciones presidenciales del domingo, Marine Le Pen, ha prometido bajar ese impuesto del 20 al 5,5 % si llega al poder, lo que según el actual inquilino del Elíseo aumentaría la dependencia francesa de energía importada.

"No quiero bajar los impuestos a las energías fósiles sino usar ese dinero para la transición ecológica", señaló el líder francés en una entrevista en la radio France Inter con preguntas de los oyentes, uno de sus últimos actos de una campaña que termina hoy.

Macron recordó que el último informe del Panel Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático de la ONU (IPCC, por sus siglas en inglés) urgió a acelerar la transición energética porque el aumento de temperaturas ya afecta a la población mundial.

Explicó que se están preparando "inversiones enormes" en industrias muy consumidoras de energía, como la siderurgia o las cementeras, para acelerar su electrificación usando hidrógeno verde.

El mismo objetivo se busca en el transporte pesado. Otra de las metas es que todo el parque automovilístico sea eléctrico o híbrido.

Añadió que se trabaja en el abandono del gas como combustible de calefacción, y continúa el plan que puso en marcha para renovar 700.000 viviendas al año para que consuman menos energía, lo que aumentaría el empleo en la construcción.

Entre los demás temas de campaña, Macron también defendió su proyecto de reforma de las pensiones, con el que pretende subir la edad de jubilación de 62 a 65 años salvo para los trabajos más duros, y aseguró que seguirá incrementando los recursos para combatir la violencia doméstica, siguiendo el modelo español.

También se defendió de las acusaciones que le hacen sobre su supuesta arrogancia, aunque sí reconoció que hay "un desfase" entre la renovación política que busca y "el clasicismo del ejercicio" de la Presidencia.

Preguntado sobre si tiene algún vicio culpable, confesó que el chocolate. Y, a la propuesta de elegir entre dos mitos del fútbol francés como Michel Platini y Zinedine Zidane, se rindió: "Es imposible".

Macron cerrará esta tarde su campaña en Figeac, una pequeña ciudad de unos 10.000 habitantes del sur y tradición socialista, en un nuevo intento de buscar una discusión de proximidad con los ciudadanos.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.