Macron reclama una mayoría "sólida" en las legislativas en Francia

·2  min de lectura

El presidente Emmanuel Macron urgió este martes a los electores a otorgarle el domingo una mayoría parlamentaria "sólida" en Francia, dos días después que su alianza centrista empatara con el frente de izquierdas en la primera vuelta de las legislativas.

"Por el interés superior de la nación, les insto a dar al país una mayoría sólida", dijo Macron en un discurso con tono solemne desde la pista del aeropuerto de París-Orly, antes de tomar un vuelo para una visita a Rumanía y Moldavia.

"Se trata de un momento histórico y vivimos tiempos históricos (...) Nada sería peor que agregar un desorden francés al desorden mundial", advirtió el jefe de Estado, antes de dejar Francia para un viaje centrado en la guerra en Ucrania.

Su desplazamiento llega días antes de la segunda vuelta de las legislativas, en la que lucha por mantener la mayoría absoluta que goza en el parlamento desde 2017 y necesaria para que pueda aplicar sin problemas su programa liberal.

Ante la posibilidad de lograr simplemente una mayoría relativa, su alianza centrista salió a la carga contra la principal fuerza de oposición, la Nueva Unión Popular Ecológica y Social (Nupes) y su líder, el izquierdista radical Jean-Luc Mélenchon.

El veterano político de 70 años centra todos los ataques del campo de Macron, que advierten que si llega al poder representaría un riesgo para Francia y el mundo. Esta estrategia ya la utilizó con éxito contra la ultraderecha en la presidencial de abril.

En respuesta al discurso del presidente, el líder de la Nupes denunció "un sketch a la [Donald] Trump para alertar del enemigo interior". "Macron se hunde. En las urnas, salvo entre los mayores de sesenta años", agregó.

La primera vuelta de las legislativas dibujó la víspera un panorama incierto para Macron, reelegido el 24 de abril. Su alianza Juntos y el frente que reúne izquierda radical, ecologistas, comunistas y socialistas empataron en torno a un 25,7% de votos.

Los institutos de sondeos proyectaron que, tras el balotaje del 19 de junio, las fuerzas de Macron podrían obtener entre 255 y 295 escaños, seguidas del frente de izquierda (150 a 210). La mayoría absoluta está en 289 diputados.

La ausencia de mayoría absoluta supondría, según el ministro de Economía Bruno Le Maire, "negociaciones interminables". Un aliado de Macron, el exprimer ministro Edouard Philippe, habló incluso de una "Francia ingobernable", en el diario Le Figaro.

Con una abstención récord del 52,49% en la primera vuelta, la movilización se anuncia clave para el equilibrio de fuerzas en el balotaje del 19 de junio y, en este sentido, el mandatario llamó a ir a votar con "sensatez".

tjc/eg

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.