Macron recibe a mujeres iraníes para hablar de las protestas feministas

París, 14 nov (EFE).- Dos meses después del comienzo de las protestas por el asesinato de Mahsa Amini en Irán, el presidente francés, Emmanuel Macron, recibió a cuatro mujeres activistas iraníes para dialogar sobre la revolución feminista que vive el país.

El encuentro tuvo lugar el pasado viernes, pero se ha divulgado en profundidad hoy, cuando Macron estaba a punto de llegar a la cumbre del G20 en Bali, en un programa de la radio pública France Inter.

Las activistas son Roya Piraie, cuya madre fue asesinada a tiros durante las protestas; Masih Alinejad, periodista y activista iraní exiliada en Estados Unidos; Ladan Boroumand, historiadora y socióloga, y Shima Babaei, refugiada en Bélgica que fue encarcelada por quitarse el velo y ahora denuncia la desaparición de su padre.

Macron mostró "la admiración, el respeto y apoyo" de Francia a las protestas de la población iraní, según indicó en una entrevista con la radio France Inter.

"Cada situación es diferente", recordó, "pero tanto en Ucrania como en Irán tenemos ejemplos de mujeres y hombres que luchan por valores que están en el corazón de nuestra República".

Las cuatro mujeres fueron igualmente entrevistadas por France Inter y celebraron el encuentro como un símbolo que lanza "un mensaje muy fuerte" tanto al pueblo iraní en lucha como al régimen islámico de Teherán.

Piraie relata a este medio francés cómo su madre fue disparada mientras protestaba de manera pacífica: "Le dispararon por la espalda. Tuvimos que enterrarla rodeados por fuerzas de seguridad".

"Estaba llena de ira así que comencé a cortarme el cabello. Me hice una foto al lado de la tumba de mi madre. Estaba de pie, sin un hiyab, con mi pelo cortado en la mano", narra esta joven de 25 años.

Su imagen fue replicada por activistas y miembros de la oposición iraní y, según ella, se convirtió en "un símbolo de la rabia de los iraníes contra este régimen.

Las protestas de la población iraní no son algo nuevo, llevan desarrollándose desde 1979 con la Revolución iraní, pero para Masih Alinejad "este es el momento" y apela a todos los dirigentes democráticos a "reconocer que es una revolución llevada por mujeres".

Las cuatro activistas están seguras de que las nuevas protestas tendrán éxito y podrá ver caer al régimen islámico y volver a sus hogares.

"Esta República islámica nos ha prohibido hacerlo todo" denuncia Shima Babaei, "la gente no lo va a permitir. no quiere regresar a las tinieblas".

HABLAR CON PERSONAS CON LAS QUE NO ESTÁS DE ACUERDO

Las cuatro mujeres iraníes criticaron, no obstante, el encuentro que mantuvo Macron con su homólogo iraní, Ebrahim Raisí, durante la Asamblea General de Naciones Unidas de septiembre pasado, solo cuatro días después del asesinato de Mahsa Amini, una imagen que "puso a la gente en peligro y reforzó al presidente" iraní, denuncia Alinejad.

"La diplomacia es hablar con personas con las que no estás de acuerdo y hace falta continuar hablando con el presidente iraní y el presidente ruso", defendió Macron, quien recalcó que "el rol de Francia es llevar esta diplomacia de la forma más eficaz posible".

El presidente francés aprovechó también para avalar "el apoyo humanitario, económico y militar" enviado a Ucrania y destacó la necesidad de redoblar los esfuerzos para combatir la estrategia rusa de destruir las infraestructuras civiles.

(c) Agencia EFE