Macron y Le Pen intercambian duros insultos en el debate

Por JOHN LEICESTER
La candidata presidencial francesa de extrema derecha Marine Le Pen y el candidato de centro Emmanuel Macron posan antes del inicio de su debate televisado, el miércoles 3 de mayo de 2017, en La Plaine-Saint-Denis, al norte de París. (Eric Feferberg/Pool Foto vía AP)

PARÍS (AP) — El debate televisado del miércoles entre los dos candidatos presidenciales franceses se convirtió en un duro enfrentamiento de estilos, políticas y personalidades, en el que Emmanuel Macron describió a Marine Le Pen como un “parásito” que llevará al país a una guerra civil, mientras que la candidata de extrema derecha dijo que el exbanquero es un lacayo de las grandes empresas con una posición blanda ante el extremismo islámico.

Ninguno conectó un nocaut durante el debate de 2 horas y 30 minutos, pero no dejaron de intentarlo. El tono fue agresivo desde el principio, sin ningún punto en común y un evidente desagrado entre ambos candidatos.

Ambos buscaron desestabilizar al rival, pero ninguno lo logró realmente. Para el enorme conjunto de electores que siguen indecisos, al menos el debate tuvo el mérito de dejar en claro las opciones tan dispares que los esperan el domingo en las urnas.

Ni Macron ni Le Pen anunciaron cambios importantes en sus plataformas políticas. En lugar de ello pasaron gran parte de sus tiempos atacándose mutuamente, con frecuencia a nivel personal.

Uno de los ataques más duros de LePen fue que Macron, de ser elegido, será un títere de la canciller alemana Angela Merkel.

“De una forma o de otra, Francia estará encabezada por una mujer: yo o la señora Merkel”, afirmó burlonamente.

Macron dio tanto como recibió, y repitió sus insinuaciones de que Le Pen no entiende bien los hechos. Se guardó su ataque más incisivo para los últimos minutos, en un monólogo mordaz dirigido a uno de los mayores puntos vulnerables de la candidata: su padre, Jean-Marie Le Pen, el excandidato presidencial de extrema derecha que ha sido declarado culpable repetidas veces de dar discursos de odio y que fundó su partido, el Frente Nacional.

___

Elaine Ganley y Sylvie Corbet contribuyeron desde París.