Macron pide "una transición democrática" en Chad, no "una sucesión"

Agencia EFE
·2  min de lectura

París, 27 abr (EFE).- El presidente francés, Emmanuel Macron, urgió este martes a la junta militar de Chad a lanzar "una transición democrática" en lugar de "una sucesión" al fallecido presidente Idriss Déby, de cuyo poder se ha apropiado un hijo suyo, Mahamat Idriss Déby, de 37 años.

"Seré muy claro: di mi apoyo a la estabilidad e integridad de Chad cuando estuve en Yamena. Estoy a favor de una transición pacífica, democrática e inclusiva, no estoy a favor de una sucesión", recalcó Macron.

En una breve declaración a la prensa junto con el presidente de la República Democrática del Congo, Félix Tshisekedi, antes de una reunión en el Elíseo, Macron recalcó que "Francia no estará jamás al lado de quienes formen ese proyecto" de sucesión a Déby y reiteró que el inicio de un diálogo político nacional "abierto a todos" es "la condición de nuestro apoyo".

Añadió que ambos presidentes condenan "la represión de las manifestaciones y la violencia que ha tenido lugar hoy en Yamena".

Déby, presidente durante tres décadas y fiel aliado de Francia, falleció la pasada semana a causa de las heridas recibidas en un combate con rebeldes, según la información oficial.

Macron viajó a la capital chadiana, Yamena, para rendir homenaje el aliado desaparecido, pero también para pedir una evolución de la situación política en el país.

Aunque hoy dijo estar "muy preocupado" con los acontecimientos en Yamena, confió en que, junto con la acción diplomática de la Unión Africana (UA) y de la comunidad de países del Sahel, "en los próximos días podamos restablecer la situación".

Tshisekedi, actual presidente de turno de la UA, se manifestó a favor de retornar "muy rápidamente" al orden democrático.

El presidente de la RDC confió también en el "apoyo de Francia" para "erradicar" a un grupo "islamista" que "siembra el terror" en la población del este de su país, una zona que ha sido escenario de todo tipo de sangrientos conflictos desde hace décadas.

(c) Agencia EFE