Macron le pide a todo el mundo la máxima presión a Putin, que se aísla aún más

·2  min de lectura

Naciones Unidas, 21 sep (EFE).- Emmanuel Macron lamentó "profundamente" el anuncio de Vladímir Putin sobre la movilización de hasta 300.000 reservistas para la guerra de Ucrania, que, a su juicio, no hace sino aislar todavía más a Rusia e hizo un llamamiento a todos los países para poner la máxima presión al presidente ruso.

"Rusia está cada vez más aislada", subrayó este miércoles en declaraciones a la prensa en Naciones Unidas el presidente francés, que se felicitó de las declaraciones del presidente chino, Xi Jinping, y del primer ministro indio, Narendra Modi, en favor del cese del conflicto en Ucrania.

Por eso pidió que todo el mundo ponga "un máximo de presión sobre Putin", que este miércoles se declaró dispuesto a utilizar contra Occidente "todos los medios" de su arsenal, lo que sugiere la posibilidad de recurrir al arma atómica.

Sobre ese particular, Macron dijo que Francia es "una potencia (atómica) responsable" y que al igual que Estados Unidos y el Reino Unido han sido "claros" y rigurosos" en la doctrina de "no participar en ninguna escalada".

Tras los reveses sufridos en las últimas semanas por las tropas rusas, que han cedido terreno ante las de Ucrania en el este, Putin decretó la movilización parcial de los reservistas y acusó a Occidente de amenazar a su país con el suministro a Ucrania de armamento de largo alcance.

Según sus propias palabras, "con su política agresiva y antirrusa, Occidente ha superado todos los límites".

Macron hizo hincapié en que los occidentales están apoyando a Ucrania, su soberanía y su integridad territorial, mientras que el presidente ruso con sus decisiones aísla todavía más a su país "en el concierto de las naciones", algo que "nadie entiende".

La movilización es, para el jefe del Estado francés, "un nuevo error" y "una mala decisión para los rusos", en particular para los jóvenes.

Macron participa esta tarde en una reunión sobre la seguridad nuclear en la sede de la ONU en la que participan, entre otros, el director del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi, y el primer ministro ucraniano, Denys Chymhal.

El objetivo de Francia en ese tema -recordó- es que "la energía nuclear civil no sea un instrumento de esta guerra y no comprometa la seguridad colectiva, y en concreto la de Ucrania".

(c) Agencia EFE