Macron y Le Pen también tienen profundos desacuerdos en política exterior

·1  min de lectura

Para el mandatario saliente, Francia es una potencia de talla media cuya influencia internacional tiene eco gracias a su participación activa en el seno de la Unión Europea. La prioridad de la candidata ultraderechista es, en cambio, la Nación como exigencia de independencia y soberanía.

Sobre la guerra en Ucrania o el papel de la Unión Europea, las posiciones de los dos candidatos que disputaran el balotaje el próximo domingo son muy distintas.

El presidente francés ha sido uno de los principales promotores de las sanciones contra Moscú por su guerra en Ucrania de parte de la Unión Europea. También estima que Rusia cometido crímenes de guerra en Ucrania.

Le Pen ha condenado la invasion rusa de Ucrania y se ha mostrado favorable a acoger refugiados de ese pais en Francia, pero no esta a favor de sanciones económicas contra Rusia para no perjudicar el poder adquisitivo de los franceses.

Sobre todo, la ultraderechista ha propuesto que, "en cuanto la guerra entre Rusia y Ucrania termine y se logre un acuerdo de paz", se opere un "acercamiento estratégico entre la OTAN y Rusia".

Le Pen aseguró que no desea ni una "sumisión a Moscú ni a Estados Unidos" al mismo tiempo que subrayó que a Washington "tampoco le interesa ver que prospere un tratado chino-ruso".

La ultraderechista es acusada a menudo por sus rivales de una cierta proximidad con el gobierno ruso. La líder del movimiento Reagrupamiento Nacional fue recibida personalmente por Putin durante la campaña presidencial de 2017, cuando fue derrotada por Macron.

Su partido, además,sigue devolviendo un préstamo de unos nueve millones de euros (9,8 millones de dólares) a un acreedor ruso.

Con AFP


Leer más

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.