Macron: "la pelota está en el campo británico"

·2  min de lectura

Roma, 31 oct (EFE).- El presidente francés, Emmanuel Macron, afirmó este domingo que "la pelota está en el campo británico" para intentar desactivar el conflicto sobre las licencias de pesca entre Londres y París.

Macron señaló, en una conferencia de prensa tras la cumbre del G20 de Roma, que su equipo ha enviado al del primer ministro británico, Boris Johnson, un documento con una propuesta de método para continuar las negociaciones destinadas a intentar lograr un acuerdo "en las próximas semanas".

"Ahora la pelota está en su campo. Si los británicos no hacen ningún movimiento de manera evidente, las medidas (de represalia) que están previstas a partir del 2 de noviembre entrarán en vigor", advirtió.

Aseguró que "lamentaría" llegar a esas medidas, "pero no podemos dejar de defender a nuestros pescadores".

Dijo que "no quiero ninguna escalada, pero tengo que ser serio. Hace diez meses que discutimos y no se han concedido las licencias".

Macron se reunió hoy con Johnson al margen de la cumbre y a la conclusión fuentes del Elíseo avanzaron que las dos partes iban a continuar trabajando en los próximos días a favor de una "desescalada".

"Los dos dirigentes acordaron que se mantengan discusiones en las próximas horas y los próximos días sobre las licencias de pesca", añadieron.

Sin embargo, ese aparente espíritu conciliador de la reunión quedó pronto en entredicho cuando un portavoz de Downing Street aseguró que Johnson había urgido a Macron a retirar sus "amenazas" y le había mostrado su "profunda preocupación por la retórica que emana del Gobierno francés en los últimos días".

Macron insistió repetidamente en que, tras la entrega del documento, "la pelota está en el campo británico" y subrayó que Londres debe cumplir los compromisos que firmó en el acuerdo de salida de la Unión Europea, tanto sobre la concesión de las licencias de pesca como en el llamado protocolo irlandés.

También recalcó que el conflicto sobre las licencias de pesca "no es una cuestión bilateral, sino entre el Reino Unido y la Unión Europea".

"La Comisión Europea está a nuestro lado, como muchos otros socios europeos, igual que nosotros estamos al lado de Irlanda en la discusión del protocolo", insistió.

Francia ha advertido de que a partir del martes se prohibirá a los pesqueros británicos la práctica habitual de descargar sus capturas en puertos franceses, así como que pondrá en marcha controles sistemáticos de los productos pesqueros del Reino Unido que lleguen al país.

Además, en París se ha sugerido que también podría verse afectado el suministro de electricidad a la isla anglonormanda de Jersey a través de cables submarinos que parten de la región francesa de Normandía.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.