Macron hace una minigira para "tomar el pulso" a Francia

·3  min de lectura

París, 2 jun (EFE).- El presidente francés, Emmanuel Macron, inicia este miércoles una minigira por Francia con la que quiere "tomarle el pulso" al país en el mismo mes de las elecciones regionales y a un año de las presidenciales.

Su equipo intenta desvincular su desplazamiento de las próximas citas electorales, pero esta iniciativa adquiere tintes de precampaña con su acercamiento a zonas ancladas tradicionalmente en la derecha y sensibles, según los medios, a los reclamos del partido ultraderechista Agrupación Nacional (RN).

Ese simbólico Tour de Francia comienza este miércoles en la localidad de Saint-Cirq-Lapopie y continúa el jueves en Martel, ambas en el departamento meridional de Lot (sur) y primera etapa de las diez que habrá aproximadamente este mes.

En vísperas de la temporada estival, este primer viaje, según el Elíseo, servirá para poner en valor el patrimonio turístico y hablar sobre sus sus perspectivas de empleo en los meses de vacaciones.

En su agenda, se reunirá con cargos electos, mantendrá encuentros con la población local y visitará varios municipios.

Macron ya ha estado en dos ocasiones desde 2016 en Saint-Cirq-Lapopie y su alcalde pertenece al partido gubernamental La República en Marcha (LREM), por lo que empieza su programa en terreno favorable.

El presidente adaptará sus encuentros a la realidad generacional, geográfica, económica y social de cada zona con el objetivo de conocer mejor la vida de los franceses, según ha afirmado en el diario Le Monde el presidente del partido centrista MoDem, su aliado François Bayrou.

Ese acercamiento a la población tuvo otro de sus hitos el mes pasado cuando reunió en el Elíseo a los youtubers McFly y Carlito, después de que ambos ganaran su reto de superar los diez millones de visualizaciones con un vídeo en el que tenían que incitar a los jóvenes a cumplir las medidas para frenar la covid-19.

"El desgaste del poder es más fuerte ahora que en el pasado. Hay una necesidad de relegitimación constante. El presidente acepta esta situación", añadió este miércoles en el diario Le Monde su exconsejero y actual secretario de Estado de Asuntos Europeos, Clément Beaune.

Aunque, según el entorno presidencial, estos viajes no deben verse como una precampaña, la iniciativa recuerda a la emprendida en 2019 mediante el gran debate nacional con el que intentó encauzar la crisis de los chalecos amarillos.

Un sondeo publicado este martes por la revista Paris Match apunta que cuatro de cada diez franceses dan un aprobado a su actuación presidencial, una cifra similar a la obtenida en abril y febrero.

Esa encuesta efectuada por el instituto demoscópico Ifop los pasados 27 y 28 de mayo recalca que el jefe de Estado es más apoyado entre la población que se declara de izquierdas (41 %) que entre la de derechas (35 %).

Entre los simpatizantes de Europa Ecología-Los Verdes, por ejemplo, el respaldo ciudadano llega al 53 %, frente al 35 % recabado entre los partidarios del partido conservador Los Republicanos. EFE

mgr/ac/fp

(c) Agencia EFE