Macron y Martin buscan soluciones para el protocolo irlandés del Brexit

·2  min de lectura

Dublín, 25 ago (EFE).- El presidente francés, Emmanuel Macron, visita este jueves Dublín para analizar las relaciones post-Brexit con Irlanda y cerrar "un plan de acción conjunto" encaminado a reforzar la cooperación entre ambos países en un "gran número de sectores".

Las partes concluirán así un proceso iniciado el pasado mayo, cuando el ministro francés de Exteriores, Jean-Yves Le Drian, y su secretario de Estado para Europa, Clément Beaune, firmaron en Dublín con sus colegas irlandeses una declaración política en ese sentido.

Entonces se comprometieron a "dar el primer paso" hacia la aplicación" del citado plan conjunto, que prevé, por ejemplo, la creación del llamado "Interconector Celta", por el que Irlanda se unirá a la red eléctrica continental, e impulsar programas de cooperación en educación superior.

Además de Le Drian y Beaune, también acompaña a Macron en esta visita el ministro de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, quien confía en que Irlanda acabe sumándose al acuerdo internacional sobre la fiscalidad de las multinacionales, rechazado de momento por Dublín porque entiende que sus incentivos son clave para seguir atrayendo a grandes multinacionales, sobre todo tecnológicas.

Asimismo, el presidente francés abordará con el primer ministro irlandés, Micheál Martin, el delicado asunto del Protocolo del Brexit para Irlanda del Norte, cuyas dificultades para aplicarlo han tensado las relaciones entre el Reino Unido y la Unión Europea (UE).

En virtud de este mecanismo, la provincia británica sigue vinculada al mercado único comunitario, por lo que las mercancías que cruzan entre ese territorio y el resto del Reino Unido deben pasar controles aduaneros en los puertos norirlandeses.

De esta manera, se asegura que la frontera entre las dos Irlandas sigue siendo invisible, clave para el proceso de paz y las economías de la isla, pero la nueva carga burocrática ha provocado escasez de productos y tensiones políticas en Irlanda del Norte.

Por ello, Londres adoptó en marzo, de manera sorpresiva y unilateral, medidas para alterar el acuerdo del Brexit, prolongando hasta octubre el período de gracia concedido para efectuar controles fronterizos con la provincia.

Aunque la Comisión Europea ha paralizado el procedimiento de infracción que abrió contra el Reino Unido para tratar de encontrar una solución con Londres, Macron y Martin reiterarán durante su encuentro en Dublín que el acuerdo del Brexit no puede ser renegociado, en sintonía con la posición de los Veintisiete.

Según fuentes oficiales, ambos analizarán qué pasos deberá dar el bloque si el primer ministro británico, Boris Johnson, se enroca y extiende los periodos de gracia o adopta otras medidas unilaterales, en cuyo caso, apuntan, no se descarta la "imposición de sanciones o represalias".

Irlanda no desea que se prologuen las batallas comerciales y legales con el Reino Unido, pues gran parte de su comercio exterior con los socios comunitarios aún transita por Gran Bretaña (Inglaterra, Escocia y Gales).

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.