'Macron inicia su segundo mandato con una crisis, con una legitimidad fisurada'

·1  min de lectura

El presidente Emmanuel Macron obtuvo un segundo mandato, pero con sólo un 37% de los votos de los franceses. La candidata de extrema derecha, Marine Le Pen, no solo registra el mayor puntaje en la historia, también logra la 'normalización' de su formación política aunque el cordón sanitario contra la candidata exista todavía.

La elección presidencial confirmó que Francia vive un proceso de recomposición política: las divisiones que muestran los resultados presidenciales reflejan las divisiones y fracturas a nivel territorial.

Las elecciones "ilustran muy bien lo que sucedió con los chalecos amarillos", indica Aldo Rubert Echeverría, investigador de la Universidad de Lausana, Suiza.

¿Qué podría haber hecho Emmanuel Macron o cualquier otro presidente francés en ese momento? "Darse cuenta que había una profunda crisis política, de gente que no se siente representada por el sistema político, y entonces hubiera podido dotar a la ciudadanía de mayores dispositivos de participación ciudadana", comentael investigador. "Los resultados de Marine Le Pen, de Jean-Luc Mélenchon, de la Francia Insumisa, y también de la abstención son formas de demostrar un hastío hacia el presidente Macron y su forma que ha tenido de dirigir el país en los últimos cinco años", subraya el también asistente en sociología política.

La votación en favor de Marine Le Pen y de Jean-Luc Mélenchon, tercer candidato más votado, quien recabó más del 21% de los votos, son la señal de un malestar histórico de los franceses.

#EscalaenParís también está en Facebook


Leer más

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.