Macron advierte del "riesgo de escalada" de la guerra de Ucrania

París, 9 nov (EFE).- El presidente francés, Emmanuel Macron, advirtió este miércoles del "riesgo de escalada" de la guerra en Ucrania y alertó sobre el "nivel sin precedentes" del conflicto híbrido, con las "prácticas nefastas" de "algunas potencias" a nivel digital.

Macron presentó la revisión estratégica de la defensa francesa, un documento que se elabora cada cinco años y que ha sido influido por la invasión rusa de Ucrania y por el aumento de las amenazas híbridas a la seguridad.

Lo que ocurre en Ucrania "es una aceleración masiva y una clarificación" de señales que habían aparecido en el pasado, y que "hacen indispensable que revisemos nuestra reflexión" sobre la defensa, afirmó en un discurso a bordo de un portahelicópteros en la base naval de Tolón (sureste).

"Esta guerra (de Ucrania) aclara el estado del mundo en el que estamos: El debilitamiento de normas y de tabús, la borrachera de apetitos, en un momento peligroso en el que el antiguo equilibrio está impugnado y el nuevo no ha llegado", insistió.

Macron avisó de que, además de las amenazas tradicionales, como la guerra de alta intensidad entre países, ahora se suman el uso creciente de drones o la banalización del lanzamiento de misiles en Ucrania o Arabia Saudí o la ciberseguridad.

También de que en el futuro esas amenazas podrían extenderse a la tecnología cuántica, a la inteligencia artificial o a la hipervelocidad.

Todo ello anuncia "una revolución copernicana" en la concepción de la seguridad y en los medios para garantizarla, recalcó.

El presidente francés subrayó también las llamadas "amenazas híbridas", cada vez más empleadas a nivel internacional. Fuentes del Elíseo recordaron cómo Francia ha sufrido en los últimos años "ataques" en el terreno de la información en países del Sahel, como Mali o Burkina Faso.

Macron alertó sobre "el juego de espejos, con trolls, bots y todo el bestiario digital, bien integrado por algunos de nuestros rivales" para "manipular a las poblaciones", y dejó claro que "no seremos espectadores pasivos".

El Elíseo hizo notar que las amenazas híbridas se han plasmado últimamente, por ejemplo, en el uso de migrantes por parte de Bielorrusia contra países vecinos de la OTAN o con el recurso a la energía como arma geopolítica, tal como ocurre con el conflicto en Ucrania.

Macron resumió que Francia quiere seguir siendo "una potencia independiente, respetada y ágil; en el núcleo de la defensa europea, anclada en la Alianza Atlántica", y también "preservar el multilateralismo y el derecho internacional".

En la nueva estrategia de defensa, Francia "quiere ser uno de los motores de la autonomía estratégica europea en una Europa capaz de afrontar las crisis (...) con una defensa europea creíble complementaria de la Alianza Atlántica".

Francia quiere ser "un aliado ejemplar en el espacio euroatlántico" y garantizar, si es necesario, la seguridad del este de Europa, insistió el presidente.

Francia, que junto al Reino Unido es el único país de Europa occidental con un arsenal nuclear propio, ya puso en marcha bajo Macron en 2017 un programa de aumento del gasto de defensa que, según el presidente, se desarrolla según lo previsto.

Tras varias semanas de diferencias con Berlín sobre algunos aspectos de la cooperación bilateral en defensa, Macron afirmó hoy que Alemania "es un socio indispensable", ya que de esa colaboración "depende en buena parte el proyecto europeo", antes de augurar buenas noticias "en las próximas semanas".

También dijo que la cooperación en defensa con el Reino Unido "debe alcanzar otro nivel" tras el Brexit, y anunció una cumbre Londres-París para el primer trimestre del año próximo.

En el documento presentado en Tolón se establecen cinco objetivos principales para la defensa del país en el horizonte de 2030. Los dos primeros son defender su territorio metropolitano y de ultramar, y contribuir a la defensa de Europa, así como a la estabilidad en la cuenca mediterránea.

Además, se propone participar con otros países en el equilibrio de la zona que va del África Subsahariana al Golfo Pérsico, mantener la estabilidad de la región indopacífica y preservar su libertad de acción.

La revisión de la defensa francesa se enmarca en el nuevo concepto estratégico de la OTAN y la brújula estratégica de la UE, aprobadas este año.

"Supone una actualización de nuestra visión de la amenaza y de nuestro análisis estratégico del mundo", incidió Macron.

(c) Agencia EFE