Macri le responde a Cristina y pone "condiciones" para el diálogo con el Gobierno

iProfesional
·4  min de lectura

El expresidente Mauricio Macri reiteró la "voluntad" de diálogo de Juntos por el Cambio, pero al mismo tiempo puso "condiciones" para sentarse en una misma mesa, haciendo referencia a la reciente carta publicada por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Qué pidió Macri

A través de Twitter el referente del PRO afirmó que para avanzar en el diálogo político hay que hacerlo bajo las siguientes condiciones "la Constitución Nacional sobre la mesa, dar de baja el embate a la Justicia, al procurador, a la Corte y a la propiedad privada".

Además aseguró que "siempre vamos a estar dispuestos al diálogo para defender las libertades y el respeto a la ley", y en ese sentido agregó que "buscamos la construcción de una agenda de desarrollo, que promueva la generación de empleo y de la producción, abiertos al mundo de una manera inteligente".

Con referencia a la esquela de Cristina, Macri analizó: "Cuesta entender las motivaciones de la carta de la vicepresidenta dirigida al presidente y las versiones que sostuvieron que hubo acercamientos con gente de mi entorno. Quiero negar rotundamente esa información y cualquier acercamiento".

"No sé cuáles habrán sido las motivaciones de la vicepresidenta", dijo Macri sobre la carta

La carta de Cristina

El la noche del lunes 26, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner publicó una serie de reflexiones con motivo de cumplirse (el martes 27 de octubre) 10 años de la muerte de su esposo y expresidente Néstor Kirchner.

En un texto titulado "27 de octubre. A diez años sin él y a uno del triunfo electoral: sentimientos y certezas", publicado en su blog y a través de las redes sociales, defendió su gestión como presidenta al igual que la de Alberto Fernández, como también atacó al macrismo, entre otras cosas.

También llamó a sellar un acuerdo con los sectores políticos, económicos, sociales y mediáticos para combatir el problema de la "economía bimonetaria".

"Nos guste o no nos guste, esa es la realidad y con ella se puede hacer cualquier cosa menos ignorarla", aseguró.

Según dijo la expresidenta en su carta, "el problema de la economía bimonetaria, que es, sin dudas, el más grave que tiene nuestro país, es de imposible solución sin un acuerdo que abarque al conjunto de los sectores políticos, económicos, mediáticos y sociales".

"La Argentina es el único país con una economía bimonetaria: se utiliza el peso argentino que el país emite para las transacciones cotidianas y el dólar estadounidense que el país -obviamente- no emite, como moneda de ahorro y para determinadas transacciones como las que tienen lugar en el mercado inmobiliario. ¿Alguien puede pensar seriamente que la economía de un país pueda funcionar con normalidad de esa manera?", advirtió.

El presidente indicó que se sintió respaldado por la carta de Cristina Kirchner
El presidente indicó que se sintió respaldado por la carta de Cristina Kirchner

El presidente indicó que se sintió respaldado por la carta de Cristina Kirchner

Alberto: "Me sentí respaldado"

El presidente Alberto Fernández aseguró que le gustó la carta escrita por Cristina Kirchner y la sintió como un respaldo a su gestión. Además, cuestionó a quienes leyeron en el texto algunas críticas a su gobierno y a los funcionarios que integran el gabinete.

"Leí la carta y me gustó mucho, la sentí como un respaldo. Ella ha sido muy generosa conmigo. La carta no me resultó novedosa, son las cosas que hablo con Cristina. Creo que definitivamente la carta es en apoyo en Gobierno. Dice que vivimos un contexto en parte heredado y en parte puesto por el contexto mundial", analizó en diálogo con la periodista María O’Donnell, en radio Metro.

El Jefe de Estado, además, evaluó que el párrafo en donde la vicepresidenta alude "los funcionarios que no funcionan" no está dirigido a él, sino a los críticos del Gobierno.

"No sé cómo ven las cartas, esta es una carta de fuerte compromiso y no sé cómo deducen lo que deducen", cuestionó Fernández. Y completó: "El tema fue dejar al descubierto que el problema es que hay sectores que no soportan que el Gobierno sea peronista".

"Es una carta valiosa, dicha en un momento muy especial para Cristina, que en estos días no la pasa bien nunca. (...) Puede haber cosas que no le gusten y si abre un debate bienvenido sea, no hay discurso único, este es el gobierno de una alianza", afirmó.