Macri defiende su inocencia por un presunto espionaje durante su Gobierno

Buenos Aires, 3 nov (EFE).- El expresidente argentino Mauricio Macri (2015-2019) defendió este miércoles su inocencia en la causa en la que se investiga el presunto espionaje ilegal durante su Gobierno, apenas 11 días antes de que el país suramericano celebre elecciones legislativas.

La investigación, a cargo del magistrado Martín Bava, se remonta a septiembre de 2020, cuando la Agencia Federal de Inteligencia, ya con el peronista Alberto Fernández como presidente, denunció que el anterior Gobierno hizo espionaje ilegal sobre familiares de los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan de la Armada, hallado hundido en 2018 tras un año desaparecido.

En la citación judicial ante el juez Bava, que se celebró en los tribunales de la ciudad bonaerense de Dolores (200 kilómetros al sur de Buenos Aires), la defensa del exmandatario subrayó que Macri "ni espió ni ordenó espiar" a los familiares de las víctimas del submarino.

"A Macri no le encontraron carpetas con transcripciones de escuchas ilícitas en poder de nadie", aseveró el abogado del expresidente, Pablo Lanusse, tras la conclusión de la audiencia, que se prolongó durante casi una hora.

INJERENCIAS POLÍTICAS

Durante la comparecencia de hoy, la segunda en apenas una semana, Macri no contestó preguntas del juez y se limitó a presentar un escrito, en donde se daba a sí mismo por "procesado" antes de las elecciones legislativas del 14 de noviembre por la supuesta falta de imparcialidad del juez.

"Estamos en presencia de un juez manifiestamente incompetente en todo sentido, un juez que no tiene imparcialidad y un juez que días pasados demostró y desnudó su dependencia del Poder Ejecutivo y de los poderes políticos oscuros que hay detrás de esta causa", denunció Lanusse.

Según la defensa de Macri, "no hay una sola conducta descrita en tiempo, modo y lugar" que pueda derivar en delito alguno por parte del expresidente.

"Hemos ofrecido prueba para demostrar la fantasiosa, antojadiza y arbitraria pseudoconstrucción de inexistentes hechos con los que lo quieren imputar y con lo que lo quieren claramente procesar sin contenido alguno ni prueba alguna a Mauricio Macri", afirmó.

Esta situación se da en plena campaña para las elecciones legislativas del 14 de noviembre, en las que Macri no se postula a ningún cargo político, pero su coalición llega con ventaja tras haber sido la más votada en las primarias de septiembre pasado.

SEGUNDA COMPARECENCIA

La primera comparecencia del expresidente por esta causa, que tuvo lugar el pasado 28 de octubre, no pudo celebrarse puesto que Macri no había sido relevado de la obligación de guardar secreto en asuntos de Inteligencia en su condición de ex jefe de Estado.

Sin embargo, un día después el actual presidente, Alberto Fernández, firmó un decreto por el que exoneraba a su antecesor de ese deber, permitiendo que el magistrado volviera a citar a Macri.

En el escrito presentado ante el juez, Macri lamentó la "forma absolutamente récord" con la que el presidente Fernández escribió ese decreto, demostrando el presunto "rol protagonico" del Gobierno en esta causa.

PEDIDOS DE RECUSACIÓN

La suspensión de la comparecencia del jueves pasado derivó en una recusación contra el juez Bava presentada por el abogado del expresidente, que ya está en manos de la Cámara Federal de Mar del Plata, la cual determinará el próximo 12 de noviembre si el juez sigue o no al frente de esta causa.

Pese a ello, el juez Bava mantuvo la comparecencia de este miércoles, demostrando, en opinión de la defensa de Macri, su intencionalidad política.

"El juez Bava tenía en sus manos la llave de demostrar supuestamente a toda la sociedad argentina de lo que clama para sí y de lo que carece, que es su inexistente imparcialidad e independencia, porque podría haber postergado la declaración para el 20 de noviembre y dar tiempo a la Cámara para decidir si lo mantiene" advirtió Lanusse.

LA ACUSACIÓN

Estas comparecencias de Macri en Dolores son las primeras desde que dejó el poder, tras perder en 2019 las elecciones ante Alberto Fernández y la expresidenta y ahora vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner.

El exmandatario afronta cargos por presuntamente haber "ordenado y posibilitado la realización sistemática de tareas de inteligencia" ilegales, que "buscaban influir en la situación política e institucional del país", puntualmente respecto a los reclamos que realizaban los familiares por el hundimiento del submarino, así como conocer sus datos y los de su entorno, y sus actividades.

Tras un año de búsquedas infructuosas -que incluyó ayuda de diversos países- el ARA San Juan fue hallado, en noviembre de 2018, en un operativo de la empresa estadounidense Ocean Infinity, aunque sus restos y los cadáveres de sus tripulantes no fueron reflotados.

Casi tres años después, prosigue la investigación judicial para esclarecer qué ocurrió y detectar si hubo irregularidades en su desaparición y búsqueda.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.