Macri acelera sus reuniones con dirigentes para afianzar nuevos liderazgos en la provincia

LA NACION
·1  min de lectura

Mauricio Macri aceleró sus encuentros con intendentes y dirigentes de Pro con el objetivo de potenciar las posibles candidaturas de su espacio en la provincia de Buenos Aires. En ese escenario, el expresidente se reunió con cinco dirigentes de los denominados "sin tierra" y también charló con el jefe comunal de La Plata, Julio Garro.

El objetivo de Macri es "apadrinar y potenciar nuevos liderazgos", según resaltaron fuentes cercanas al exmandatario. Esto es algo que se repite hace tiempo: una vez por semana recibe a un grupo de dirigentes en su oficina de Vicente López. Lo mismo con los intendentes.

En esta oportunidad estuvieron Leandro Costa (Escobar), Julián Amendolagine (Berazategui), Santiago Mac Geoy (Cañuelas), Martiniano Molina (Quilmes) -el único que ya tuvo una experiencia ejecutiva- y Pablo Alaniz (Florencio Varela). También participó del encuentro el diputado provincial Alex Campbell.

"Se pone a disposición. Y los insta a estar cerca de la gente y caminar los municipios. Si quieren ser candidatos tienen que salir a recorrer", relataron allegados al expresidente.

En estas charlas, según testigos de las reuniones, Macri se interioriza de la realidad de cada uno de los distritos. Se habla de seguridad, la crisis social y el impacto de la crisis económica. El expresidente también se mostró muy preocupado por los efectos que tendrá en los niños la falta de clases presenciales.

"Está muy preocupado por la falta de clases", resumió uno de los presentes en la reunión.

En total, desde que comenzó con estas reuniones, ya recibió a unos 20 dirigentes. También, ya estuvo con varios intendentes -en los próximos días lo hará con Javier Martínez, de Pergamino- y completa el circulo con videoconferencias por provincias.