Mackenzie Crook: “‘The Office’ fue un retrato de su época, en el presente no podríamos decir las mismas cosas”

·8  min de lectura
Mi personaje era más caricaturesco que todos los demás de ‘The Office’; es una actuación extraña  (Getty)
Mi personaje era más caricaturesco que todos los demás de ‘The Office’; es una actuación extraña (Getty)

Mackenzie Crook está en su cobertizo. Detrás de él, hay una maqueta de barco, una maceta llena de cactus, una taza de hojalata llena de lápices, una pecera y una pequeña red de pesca. “¿Te acuerdas de Pokemon Go?”, dice la estrella de The Office y Piratas del Caribe mientras se rasca un brazo tatuado. “Tenías que salir y encontrar estos monstruos en tu teléfono, y si querías encontrar los raros, tenías que ir más lejos. Eso me dejó alucinado. ¿Por qué no conseguir un par de binoculares y salir a observar aves? Porque eso es exactamente lo mismo, y las aves sí son reales”. Suspira. “No debería decir esto en voz alta. Ahora pareceré un anciano”.

Crook es un alma gentil. El hombre de 50 años con tono de voz suave y un aire de melancolía está vestido como un camionero desaliñado: camisa a cuadros, gorra deshilachada y su complexión delgada como siempre. Tiene el mismo aire modesto que Andy, quien deambula por la campiña inglesa en la comedia pastoral de la BBC Detectorists, en la que busca tesoros y casi siempre encuentra anillas de latas y monedas de poco valor. Además, ama la naturaleza tanto como Worzel Gummidge, el benevolente espantapájaros que regresa para dos especiales de Navidad esta semana. De hecho, es la antítesis del personaje que lo hizo famoso. Gracias a Dios.

“La verdad es que, de cierta manera, Gareth es un monstruo”, dice Crook sobre su exitoso papel en The Office. Acaba de volver a ver la innovadora serie de falso documental por primera vez desde que salió al aire hace 20 años y parece haber tenido sentimientos encontrados. “No recordaba que él fuera tan… ¡puaj! Las cosas que dice cuando está tratando de platicar con mujeres son diabólicas”. Puede que sea “puaj”, pero también es brillante y singularmente divertido. Gareth, el larguirucho subgerente (asistente del gerente) regional de Wernham-Hogg, con su horroroso corte de pelo de tazón y un traje que le queda grande, es el secuaz perfecto para el detestable jefe David Brent, interpretado por Ricky Gervais. Es servil y sin humor. A pesar de que parece que perdería una pelea con un trozo de papel, afirma ser un exmiembro del ejército británico.

“Es una actuación extraña”, dice Crook con el ceño fruncido. “Parece que me esfuerzo más que los otros. Todos los demás parecen ser muy naturales, y parece que yo tengo un enfoque diferente. Mi personaje es más caricaturesco que el de los demás”.

Por supuesto que está siendo injusto con él mismo porque en algunos momentos logra imprimirle cierto pathos a Gareth, como cuando se entera de que David Brent se irá y rompe en llanto, pero admite que el resto de la serie es bastante buena. “Aunque mucho se basó en un humor cruel, las mejores partes son las que te conmueven y te hacen un nudo en la garganta”, dice. “Sin esas partes, habría sido despiadadamente cruel de cierta manera”.

La serie transformó la comedia, la cual en ese entonces estaba llena de celebridades destacadas y risas grabadas, y su influencia se ha vuelto más evidente en los años transcurridos desde que terminó en 2003. Sin embargo, si la analizamos con ojos contemporáneos, es bastante impactante el alcance del racismo irónico, la misoginia y la discriminación contra personas discapacitadas. Ricky Gervais afirmó recientemente que el programa sería “cancelado” (con el significado moderno del término) si se emitiera ahora, aunque luego dijo que estaba bromeando.

“Supongo que es un retrato de la época”, dice Crook. “Lo que mostrábamos en ese entonces eran cosas que se decían en un entorno de oficina, y la gente se salía con la suya. Así que lo señalábamos, nos reíamos de esas personas que se portaban tan mal. Pero sí, ya no creo que esas cosas puedan decirse en un lugar de trabajo sin que alguien las capte. Por eso creo que ya no podrían decirse en una comedia”. No obstante, agregó que la gente todavía la disfruta. Entonces, ¿ya no hay necesidad de “cancelarla”? “En algunos momentos era vergonzosa, pero no, no es necesario eliminarla”.

Cuando terminó The Office, Crook se alegró, en cierto modo, de dejar atrás a Gareth. No solo porque significaba despedirse del corte de pelo, que tuvo que lucir a regañadientes cuando se casó con su esposa Lindsay, y porque se estaba cansando de “ir a un bar y que los jóvenes me hicieran hablar con su hermano por teléfono... eso arruinaba una noche de fiesta”. Sino también porque suponía interpretar papeles nuevos y menos diabólicos. Mientras que Gervais se ha convertido en una persona pública más cruel durante la última década, Crook ha tomado el camino opuesto. Tuvo un breve romance con el cine: interpretó al bribón pirata de un solo ojo Ragetti en Piratas del Caribe, un papel que le encantaba, pero que involucraba demasiado tiempo en el mar; y un repartidor en la denigrada Sex Lives of the Potato Men, que describe hoy como “una película horrible”. Al final decidió que el cine no era lo suyo.

Crook en su papel de Worzel Gummidge (BBC)
Crook en su papel de Worzel Gummidge (BBC)

Se retiró al mundo de la televisión, donde había menos tiempos de espera y más espacio para crear. Primero hizo Detectorists, una maravilla discreta sobre dos detectores de metales (perdón, “detectoristas” de metales) que escribió, dirigió y protagonizó con un Toby Jones cascarrabias. Luego vino Worzel Gummidge.

Si resucitar al espantapájaros consciente del espeluznante programa infantil de los setenta parece una decisión extraña, para Crook tenía sentido. “Al principio de mi carrera, la gente siempre me sugería papeles que debería interpretar: los constantes eran Stig of the Dump, Catweazle... y Worzel Gummidge”. Así que decidió intentarlo. “Yo lo percibo como una evolución de Detectorists, que estaba muy arraigada en el paisaje inglés y donde hicimos referencias al mito y la magia, pero con Worzel Gummidge puedo hacer eso abiertamente y convertirlo en una historia mágica para niños”.

No fue fácil. “Una de mis mayores preocupaciones era si habíamos acertado con su apariencia. No quería que tuviera un aspecto espeluznante. Quería que fuera inquietante a primera vista, pero una vez que comenzara a sonreír y hablar, te darías cuenta de que es un buen tipo. Pero, por supuesto, primero se publicaron fotografías y estaba muy nervioso de que la gente viera eso y dijera: ‘Esto va a ser aterrador’”. Sus miedos no son completamente infundados. Me resistí a los encantos de Worzel cuando salió por primera vez en 2019, principalmente debido a los inquietantes brotes de su barbilla, pero la serie es maravillosa. Esta historia, que por una parte es una parábola sobre la protección del medio ambiente y por otra es una acogedora comedia navideña, narra la vida de dos niños de la ciudad que se mudan a una granja cuando son adoptados y se hacen amigos de un espantapájaros torpe. Crook es un deleite, tan tonto e ingenuo como corresponde a un montón de ramas metidas en una chaqueta roja tipo militar, pero también con un trasfondo de angustia existencial.

“En primer lugar, quería que fuera divertido para los niños”, dijo Crook cuando sugerí que había analogías en juego. “Y en segundo lugar, supongo que fue una apreciación del mundo natural”. En una ocasión, Crook consideró comprar un automóvil deportivo antes de quedarse con ocho acres de bosques protegidos. “No quería insistir en un mensaje sobre ser respetuoso con el medio ambiente porque los niños ya están muy de acuerdo con eso. La generación mayor es la que necesita ponerse al corriente”.

Detrás de cámaras con Thierry Wickens e India Brown (BBC)
Detrás de cámaras con Thierry Wickens e India Brown (BBC)

A pesar de que es divertida e inspiradora, también hay una tristeza zumbando en el fondo de Worzel Gummidge. En uno de los nuevos episodios, en el que Worzel visita un parque de atracciones en la oscuridad de la noche para evitar ser visto por humanos, les dice a los niños: “Sé que Earthy dice que todos deberíamos dejar de desear ser humanos, pero a veces no puedo evitarlo. No sabes la suerte que tienes”. Aunque en su mayoría está llena de extravagancias, hay ocasiones en las que la serie te obliga a pensar en lo verdaderamente deprimente que sería una vida confinada en un solo lugar. “Es gracioso”, dice Crook, “la gente señala cosas de lo que escribo y pienso, ‘Dios, sí, supongo que eso quise decir, pero en realidad no lo había pensado tan a fondo’. Quiero decir, parte de su trabajo es hacerse pasar por un humano, pero sin comunicarse con ellos. Así que tiene que encontrar pistas sobre lo que significa ser un humano. Desde su perspectiva, los humanos tienen muchos recursos a su disposición y podrían ser realmente buenos”.

Aunque debes tener mucha confianza para escribir, dirigir y protagonizar tu propia serie, aun así sigo leyendo sobre lo tímido que es Crook. En 2007, protagonizó una producción teatral de The Seagull junto a la entonces desconocida Carey Mulligan. “En los ensayos”, recordaría más tarde el director Ian Rickson, “Mackenzie y Carey a veces eran tan tímidos que me pedían que no los volteara a ver mientras actuaban”. Crook estará en el escenario nuevamente el próximo año, nada menos que en West End, y repetirá su papel junto a Mark Rylance en la aclamada Jerusalem, 13 años después de su estreno. Pero, ¿qué pasa con esa timidez?

“¿Soy tímido?”, pregunta Crook. “Supongo que soy tímido”. Él piensa por un momento. “No sé si es timidez o incomodidad social. Me pongo muy ansioso con las ideas de conocer gente, olvidar los nombres de las personas, no saber si ya había conocido a alguien antes…”. Afortunadamente, todo ese miedo desaparece cuando actúa. “Actuar es una liberación de esa incomodidad. En cuanto estoy frente a la cámara con una cabeza de nabo en medio de un campo fingiendo bailar claqué, dejo de sentir esa incomodidad social”. Se ríe. “La verdad es que es muy liberador”.

Los especiales navideños de 'Worzel Gummidge' se transmitirán en BBC One el martes 28 y miércoles 29 de diciembre

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.