Mañueco corrige a Gallardo, niega que el protocolo sea antiaborto y asegura que será voluntario

Foto de archivo de Juan García-Gallardo y Alfonso Fernández Mañueco.
Foto de archivo de Juan García-Gallardo y Alfonso Fernández Mañueco.

Foto de archivo de Juan García-Gallardo y Alfonso Fernández Mañueco.

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha negado este sábado que los cambios en el protocolo a la atención de mujeres embarazadas y de escucha del latido fetal tengan un objetivo antiabortista.

Los cambios en el protocolo de Castilla y León implican que los ginecólogos deriven directamente a salud mental, la posibilidad de escuchar el latido del bebé entre las semanas sexta y novena cuando las mujeres lo requieran e incorporar las ecografías 4D, que se hacen en la última etapa del embarazo, a la cartera de servicios.

“Niego la mayor, estas medidas no van de eso, va del fomento a la natalidad y la mujer que lo solicite si está embarazada lo podrá escuchar”, ha afirmado Mañueco preguntado por estas medidas a su llegada al acto en el que el Partido Popular presenta en Zaragoza a sus candidatos a las elecciones autonómicas de mayo.

El presidente de Castilla y León ha corregido así a su vicepresidente, Juan García-Gallardo, de Vox y ha recalcado que con el nuevo protocolo las mujeres tendrán que solicitar escuchar el latido y además se deberá aplicar el criterio médico porque “por debajo de semana número 12 la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia no lo recomienda”.

Mañueco ha evitado responder a si su vicepresidente al hablar en términos de políticas provida engaña o no: “No soy quien tiene que analizar palabras ni intencionalidad. Lo que digo es lo que hay (...) los hechos son estos: libertad absoluta de la mujer para elegir, respeto absoluto a sus derechos, respeto absoluto a los derechos de los sanitarios”.

“Lo que queremos es agilizar la prestación de servicios a las mujeres embarazadas que lo soliciten”, ha recalcado Mañueco, que ha insistido en que el protocolo de Castilla y León respetará la ley y los derechos de los profesionales sanitarios, cuyo criterio se impondrá en todo momento. En España el aborto es libre hasta la semana 14 y se contempla por motivos médicos hasta la semana 22.

El presidente de Castilla y León ha explicado que con la nueva atención psicológica lo que se persigue es que el ginecólogo que quiere derivar a este servicio lo haga sin tener que pasar por la atención primaria y en el caso de las ecografías en cuatro dimensiones lo que se busca es que estén disponibles en todas las provincias.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR