"Mañana será un caos, hay que madrugar"

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, julio 10 (EL UNIVERSAL).- "Mañana será un caos, hay que madrugar para llegar bien al trabajo", dijo Mariana, una usuaria de la Línea 1 quien destacó que este domingo será el último día que posiblemente vea transitable los alrededores de la estación Observatorio.

Afuera del lugar, efectivos de la Guardia Nacional (GN) están postrados y listos para evitar aglomeraciones y caos entre los usuarios, hoy fue una práctica pues el servicio de los camiones de RTP que auxiliaron en el caos, salían casi al minuto.

Aunado a la GN, estaban elementos de la Policía Capitalina y personal de Movilidad, "hoy está súper tranquilo, pero mañana en horas picos no quiero ni imaginar", augura otra de las usuarias.

Mayor tiempo de traslado, gasto en pasaje, asaltos, tráfico vial, e incluso despidos, porque los jefes no entenderán que lleguen tarde, son algunos de los temores que tienen usuarios de la Línea 1 del Metro ante el cierre que el Gobierno de la Ciudad de México realizará a partir del 11 de julio para ejecutar obras de rehabilitación mayor en un primer tramo de la estación Pantitlán a Salto del Agua.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.