México toma medidas para facilitar regreso de migrantes

Por AMY TAXIN
El secretario de Relaciones Exteriores de México Luis Videgaray habló en el Consulado de México en Los Ángeles el martes 12 de septiembre de 2017. Videgaray anunció que México está tomando medidas para facilitar el regreso de jóvenes inmigrantes que dejarían de estar protegidos luego de la decisión del presidente Donald Trump de eliminar el programa que aplazaba las deportaciones de los jóvenes que llegaron a Estados Unidos siendo niños. (AP Foto/Reed Saxon)

LOS ÁNGELES (AP) — México está tomando medidas para facilitar el regreso de jóvenes inmigrantes que dejarían de estar protegidos de las deportaciones, ahora que el presidente Donald Trump está desmantelando el programa DACA, dijo el martes el secretario de Relaciones Exteriores mexicano Luis Videgaray, pero reconoció que los jóvenes preferirían permanecer en Estados Unidos.

Videgaray dijo en su visita a Los Ángeles que el gobierno de México está facilitando la revalidación de estudios y está extendiendo un programa de créditos para los jóvenes emprendedores.

El canciller dijo que México también tiene pensado crear una bolsa de trabajo para los inmigrantes, luego de que Trump anunció su decisión de terminar con el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, DACA por sus siglas en inglés, el cual aplaza la deportación de los jóvenes y les permite trabajar en el país norteamericano.

El funcionario añadió que además ofrecerán asesoría jurídica a inmigrantes en Estados Unidos y cabildearán a legisladores estadounidenses para que presenten un plan para que los jóvenes que llegaron a Estados Unidos siendo niños, a los que regularmente se les nombra como “dreamers”, puedan obtener un estatus legal.

Videgaray apuntó en el Consulado de México en Los Ángeles que un eventual regreso de jóvenes pertenecientes al DACA sería un “gran regalo” para México y “una pérdida importante para Estados Unidos”, pero destacó lo más relevante no es qué país gana, sino lo que los jóvenes inmigrantes quieren.

La decisión del gobierno de Trump de eliminar el programa es un golpe muy duro para la comunidad mexicana que vive en Estados Unidos, debido a que alrededor que tres cuartos de los 800.000 inmigrantes que están protegidos por el programa son mexicanos.

La acción del gobierno estadounidense se produjo en un contexto en el que las relaciones entre México y Estados Unidos se han tensado por la petición de Trump de construir un muro fronterizo entre ambas naciones, una medida que Videgaray considera como poco amigable.

También ocurrió después de un arranque difícil en las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte entre Estados Unidos, México y Canadá.

Videgaray llegó al estado de California para reunirse con funcionarios estatales en Sacramento y con inmigrantes líderes en negocios en Los Ángeles.

También ayudó a poner en marcha una nueva oficina para servicios de salud mental dentro del consulado mexicano en Los Ángeles. Funcionarios señalaron que la oficina ayudará a superar el estigma de buscar ayuda si se tienen problemas de salud mental y con los desafíos que los inmigrantes sin documentos legales enfrentan.

Se tiene previsto que el funcionario mexicano se dirija a Washington el miércoles.