M. Mohd Sharif (ONU Habitat):El 64 % de los ODS se implementa en las ciudades

Madrid, 31 oct (EFE).- La directora Ejecutiva del Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU Habitat), Maimunah Mohd Sharif, ha asegurado este lunes en Madrid que el 64 % de las 169 metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) tienen que desarrollarse en las urbes.

En el marco de la celebración hoy, 31 de octubre, del Día de las Ciudades, la directora de ONU Habitat está de visita en España para la inauguración esta tarde del Secretariado de la Coalición Local 2030 de Naciones Unidas en Bilbao (norte), acto al que asistirá también la vicesecretaria general de la ONU, Amina J. Mohammed.

Sharif asegura, en entrevista con la Agencia EFE, que 2022 es el año de la transformación basándose en lo local y la implementación de los ODS para cerrar brechas contra la desigualdad y la pobreza en las ciudades, un mecanismo de la Coalición Local 2030 que pone a las urbes y a los gobiernos locales en el centro para trabajar conjuntamente con ellos.

De ahí el lema de ONU Habitat "Cerrando la brecha. No dejar a nadie ni a ningún lugar atrás. Actúa local para ser global", que contempla la implementación de la Nueva Agenda Urbana, del Acuerdo de París sobre cambio climático o de los Acuerdos de Addis Abeba para la financiación del desarrollo sostenible, es decir actuar local para ser global, incide.

Señala que en 2050 el 60 % de la población mundial vivirá en las ciudades, que son ingenierías de crecimiento, centro de atracción de talentos, y por tanto de atracción de inversiones, así como hubs de innovación.

No obstante, asegura, las ciudades también son centros de consumo, como el 70 % de la energía, y generan el 70 % de los residuos y el 70 % de las emisiones a nivel global.

Por ello, mirando al futuro, en 2050 las ciudades necesitarán un 75 % de infraestructuras que no están construidas aún y que han de ser verdes, subraya.

Las ciudades -dice- afrontan cuatro desafíos: covid, crisis climática, conflictos, crisis y capital, crisis que han llevado a revertir la lucha de años contra la pobreza.

Por ello, sostiene, actualmente trabajan para la implementación de los ODS globales, una situación que se analizará en el encuentro de revisión el próximo año en Nueva York.

Porque no hay demasiado tiempo, asegura, solo tenemos 2.600 días para acelerar su implementación, tenemos que actuar ya, de lo contrario la brecha será cada vez más grande.

Y para acelerar los cambios -subraya- es necesario fortalecer a los gobiernos locales, algo de lo que está segura tras haber sido la primera alcaldesa mujer en Malasia, en la ciudad de Serebang, porque está convencida de que se necesita autoridades locales que asuman los retos globales, necesitamos trabajar conjuntamente.

Además, se necesitan inversiones verdes en las ciudades, dice, porque existe un solo planeta y las urbes solo ocupan el 2 % de la superficie terrestre, pero también consumen energía y generan emisiones y de residuos, pero también generan trabajo para personas que migran de zonas rurales y les proveen de viviendas.

La directora ejecutiva de ONU Habitat asegura que le gustaría revertir la narrativa cuando se habla del urbanismo, porque alrededor del urbanismo se habla de pobreza, desigualdad, pero esto sucede porque el urbanismo no está bien planificado, gestionado y diseñado, es por ello que se producen las expansiones urbanísticas incontroladas, si se controlaran bien, las ciudades podrían desarrollar soluciones urbanísticas.

"Estoy tratando de cambiar esta narrativa", incide, porque las expansiones urbanísticas no se pueden detener, pero si se puede planificar para convertirlas en soluciones, como con la economía circular, porque recuerda que más de dos billones de toneladas de residuos municipales se producen anualmente, porque el 99 % de los productos se usan y tiran después de unos seis meses de uso aproximadamente.

Es necesario aplicar la economía circular, y a las "tres erres" conocidas -re-usar, reducir y reciclar- hay que sumar la de repensar, subraya, y añade, que es necesario antes de producir repensar, antes de construir nuevas urbes e infraestructuras repensar, repensar los impactos que pueden tener el consumo.

Esta necesidad quedó evidente en la pandemia, las personas necesitan más espacios públicos, más espacios verdes para neutralizar las emisiones de carbono, para intercambios culturales, que provean de un aire limpio y no aumenten las muertes prematuras.

En relación al cambio climático, señala que se necesita adaptación climática, no solo mitigación, para reducir los impactos como el ascenso del nivel del mar -que afecta a más de 400 millones de personas en el mundo-, y explica que desde ONU Habitat se está estudiando las ciudades flotantes, como el proyecto que se estudia en Busan (Corea del Sur) u otros proyectos a lo largo de la costa en Kenia.

En alusión al reciente informe del PNUD sobre la necesidad de incluir a las mujeres en el diseño de las ciudades, sostiene que "las ciudades pensadas para mujeres son buenas para todos" y explica que desde ONU Habitat se busca reducir las desigualdades entre hombres y mujeres en relación con el urbanismo de las ciudades.

"En todos los proyectos ponemos a las mujeres, niñas y niños en el centro de las decisiones", manifiesta, y recuerda que ONU Habitat la lanzado la "caja de herramienta para la implementación de la Nueva Agenda Urbana en la ciudades", para asegurar los temas de género, agenda, el diseño de espacios públicos y urbanismo, la rápida transformación y la inclusión de las mujeres y las niñas.

Concluye que para hablar más de ciudades ONU Habitat estará en la COP27 con temas de ciudades y cambio climático.

Lourdes Uquillas

(c) Agencia EFE