Más carreras, más rivalidades en el futuro de la F1

Por JOHN PYE
El piloto de Mercedes, Lewis Hamilton, aguarda en su vehículo mientras los mecánicos cambian llantas en una práctica del GP de Australia el viernes, 24 de marzo de 2017, en Melbourne. (AP Photo/Andrew Brownbill)

MELBOURNE, Australia (AP) — Los nuevos dueños de la Fórmula Uno quieren tener más carreras y una mayor presencia en Norteamérica, y tampoco les molestaría mejorar los niveles de audiencia con más polémicas entre los pilotos.

Sean Bratches, director de las operaciones comerciales de Formula One Group —antes conocido como Liberty Media— que asumió el control de la serie en enero, indicó que ya empezó a escuchar ofertas de promotores que quieren sumarse al negocio.

Lewis Hamilton propuso a Miami y Daniel Ricciardo mencionó a Las Vegas como dos lugares donde les gustaría competir, y Bratches dijo el viernes en una conferencia de prensa que "no escasean circuitos que quieren tener a la Fórmula Uno alrededor del mundo, tanto en pistas como en circuitos callejeros".

Indicó que ha recibido "varias consultas de ciudades, estados, municipalidades y países de todo el mundo que están interesados".

El calendario de 2017 tiene 20 carreras, comenzando con el Gran Premio de Australia del domingo y concluyendo con el GP de Abu Dabi en noviembre. En la última década, ha habido debates frecuentes sobre la cantidad y la ubicación ideal de las carreras.

La F1 regresó a Estados Unidos en 2012, con una carrera en el Circuito de las Américas en Austin, Texas, en octubre. Aunque la mayoría de las carreras se realizan en Europa y Asia, también hay GP en Canadá, México y Brasil.

"Estamos interesados en expandir la cantidad de circuitos en ese mercado, aprovechando el éxito de Austin, la carrera que tenemos ahora y un ejemplo sobre lo que queremos hacer en Estados Unidos", dijo Bratches, quien aseguró que hay apetito por la F1 en Norteamérica. "Estamos emocionados por todos los mercados alrededor del mundo, pero enfocándonos en Estados Unidos".

Hamilton, tres veces campeón mundial, y Ricciardo, un australiano que terminó tercero en el pasado campeonato mundial, se cuentan entre los pilotos que quisieran tener más de 20 carreras. El veterano Fernando Alonso no se opone a la idea de una expansión, aunque quizás no en los próximos años.

Sebastian Vettel, piloto de Ferrari y cuatro veces campeón mundial, cree que la cantidad ideal es entre 16 y 20. Todos coincidieron en que no tiene sentido expandir el calendario si no se mejora el nivel de competencia. Hamilton y su equipo Mercedes han monopolizado la F1 las tres últimas temporadas, y Red Bull fue el mandamás las cuatro campañas previas.

Siempre han existido las riñas en la F1, usualmente entre equipos, pero también entre compañeros de equipo que disputan el campeonato. Hamilton y Nico Rosberg, quien superó al británico por el título el año pasado y después se retiró, tuvieron una relación tensa en Mercedes desde 2013.

Bratches, un ex ejecutivo de ESPN, no tiene ningún problema con eso.

Al responder a una pregunta sobre el control que ejerce el personal de relaciones públicas sobre los pilotos, Bratches dijo que "hay varios deportes en los que las personalidades extrovertidas le permiten al deporte destacarse aún más".

"Me encantaría que hubiese más pilotos con personalidades exuberantes, que hubiese más polémica entre los pilotos, y que les demos rienda suelta", indicó. "Creo que eso sería bueno para todos".