Múltiples personas baleadas en un “incidente crítico” en un funeral de Wisconsin, según la policía

·2  min de lectura
 (TMJ4)
(TMJ4)

Varias personas resultaron heridas de bala en un “incidente crítico” en un cementerio donde se celebraba un funeral en Wisconsin, según la policía.

El incidente tuvo lugar durante el funeral en el cementerio de Graceland en Racine el jueves por la tarde, según TMJ4

“Por favor, eviten la zona del cementerio Graceland debido a un incidente crítico”, tuiteó el Departamento de Policía de Racine.

“A las 2:26 pm se produjeron múltiples disparos en el cementerio de Graceland. Hay víctimas, pero se desconoce cuántas en este momento. La escena sigue activa y se está investigando”.

La policía no ha confirmado oficialmente el número de víctimas ni ha descrito su estado.

El funeral se estaba celebrando por Da’Shontay L King Sr., según confirmó la Funeraria y Crematorio Draeger-Langendorg a TMJ4 News, que afirma que hasta cinco personas podrían haber resultado heridas.

Al parecer, King fue abatido a tiros por un agente de policía de Racine el 20 de marzo, cuando fue detenido durante una investigación sobre armas de fuego.

Los investigadores afirman que King salió de su vehículo con un arma de fuego y, al negarse a soltarla, la policía le disparó y le mató, según el medio de comunicación.

El hospital cercano Ascension All Saints fue cerrado temporalmente tras el incidente, según las autoridades.

“Debido a una situación fuera de las instalaciones, se han incrementado las medidas de seguridad en el Hospital Ascension All Saints. Los pacientes todavía pueden mantener las citas previamente programadas y el departamento de emergencias está aceptando pacientes”, declaró el hospital en un comunicado.

“Sin embargo, por exceso de precaución, se ha reducido el número de entradas abiertas al hospital y se han implementado controles de seguridad adicionales”.

El tiroteo se produce un día después de que un hombre armado matara a cuatro víctimas en Tulsa, Oklahoma, en el campus del Hospital Saint Francis.

El jefe de la policía de Tulsa, Wendell Franklin, dijo a los periodistas el jueves por la mañana que Michael Louis, el sospechoso, quería matar al doctor Preston Phillips por una reciente operación de espalda y por el dolor que sentía.

Comentó que el sospechoso compró un rifle semiautomático horas antes de que se produjera el tiroteo el miércoles por la tarde, en el que murieron otro médico, una recepcionista y un paciente.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.