Mónica Huarte goza su "Pena ajena"

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, julio 24 (EL UNIVERSAL).- Mónica Huarte tiene ya 25 años de carrera artística, tiempo en el que ha realizado más de 70 trabajos en cine, televisión, teatro y doblaje, pero no le había llegado un protagónico.

Por eso consideró como un hecho de justicia a su trayectoria cuando estudió el libreto de la serie Pena ajena, ya disponible en la plataforma ViX+.

"Cuando me hablaron para decirme que tenía el papel, brincaba por toda la casa y diciendo: '¡por fin está sucediendo!', justo cuando también me tocó ser protagonista de una película que yo llevo sobre mis hombros ("Señora Asterial"). Fueron mucho años de sembrar pero ya estoy en la cosecha", dice Huarte.

La actriz agradece la oportunidad, considera que puede ser inicio para mostrar su versatilidad en papeles estelares, pues, si bien se le encasilla en la comedia, ha experimentado muchos géneros en el teatro.

"Pena ajena" tiene como protagonistas a Jesús (Adrián Uribe), un fotógrafo de sociales que se considera todo un artista y a Nuria (Mónica Huarte), quien sueña con ser mamá. Ambos cuentan con el don de decir exactamente lo incorrecto en el momento exacto, por lo que se encuentran constantemente en situaciones vergonzosas y enfrentando obstáculos.

Mónica explica que lo más atractivo de esta historia es que se maneja un humor irreverente, pero llevado a la realidad por personajes que son un desastre, lo que hace que la comedia sea diferente y maravillosa.

Su personaje tuvo un grado de complejidad para Mónica, quien tiene una personalidad extrovertida, ya que se siente aprisionada y además debe funcionar como la parte conciliadora entre sus padres y un esposo que es muy imprudente al hablar.

"Ella se va contagiando de este mal que tiene Jesús, de decir las cosas que piensa y de dar pena ajena; además tiene el sueño de ser mamá y siempre se está cuestionando si estará con el hombre adecuado para realizar esta labor de traer a un ser humano al mundo. El viaje de Nuria es darse cuenta de que, a pesar de que Jesús es un desastre, así lo ama y está feliz".

Mónica dice que sí ha conocido a gente como Jesús, que dicen lo que piensan, como la actriz Giovanna Zacarías.

"Dice unas cosas que jamás en la vida yo me atrevería a decir, pero también le admiro porque dice todo lo que quisiéramos decir, en esta sociedad que cuidamos tanto las formas, nos viene bien un Jesús Balbuena que nos sacuda y nos diga, 'también puedes decir lo que piensas'".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.