Mónica Gonzaga y la importante multa en dólares que debe pagar por la fiesta clandestina de su hijo: “Es un problema grave”

·5  min de lectura
Mónica Gonzaga habló sobre la polémica fiesta de su hijo y criticó la abultada multa
Mónica Gonzaga habló sobre la polémica fiesta clandestina de su hijo en Punta del Este y de su antiguo romance con Julio Iglesias

Sin ningún tipo de filtro y con muchas ganas de hablar, Mónica Gonzaga pasó esta tarde por el estudio de Intrusos en el Espectáculo, por América TV, y le arrancó una carcajada a Florencia de la V y a los panelistas del envío en más de una ocasión. Luego de presentarla y con la cámara ya enfocando su figura, la actriz y modelo -que apareció luego de que en el programa debatieran sobre el conflicto familiar de Pinón Fijo- no esperó para hacer su primera acotación: “Un ratito que estuve acá atrás y resulta que tenemos un payaso trucho K. En este país no cambiamos más”, disparó. Luego se prestó a hablar de la causa judicial que enfrentó en Uruguay, de su relación con Julio Iglesias y de sus comienzos.

Luego de contar que hace veinte días que llegó de Italia, habló de cómo pasó la cuarentena durante el primer año de la pandemia de Covid-19. “Yo la pasé fantástico. Me agarró en Punta del Este. Me fui con amigos de mi hijo, me instalé en la casa y cerraron las fronteras. Nos quedamos siete meses ahí. La pasé bárbaro porque los varones son maravillosos, no son de cosa rara ni nada”, recordó.

Mónica Gonzaga y su hijo Adriano Sessa en Punta del Este, donde pasaron el confinamiento
Mónica Gonzaga y su hijo Adriano Sessa en Punta del Este, donde pasaron el confinamiento

“Después me tocó la miniserie que hice para Amazon Prime en Montevideo”, contó, en referencia a Barrabrava, una ficción creada para la plataforma de streaming por Jesús Braceras y protagonizada por Gastón Pauls, Matías Mayer y Violeta Narvay, entre otros. “Vos sabés que es una especie de Hollywood de Argentina”, acotó luego sobre el país vecino. “El lugar es divino y además tenés todo lo que vos quieras para filmar”, explicó, pero de inmediato aclaró: “No te creas que vas gratis ahí, vas ahí porque ahí se labura 12 horas”.

“¿Cómo está el tema de tu hijo con lo de la fiesta?”, le preguntó la conductora del ciclo volviendo al tópico de la pandemia y recordando la fiesta clandestina para 500 personas que realizó su hijo en pleno confinamiento y sin ningún protocolo. “Fue hermosa la pandemia hasta que un día yo me voy a mirar Detrás de sus ojos y dejo en el quincho ocho, nueve chicos: dos familiares, Alex y Lucas Sessa, otro, el hijo del dueño de una inmobiliaria muy importante de Buenos Aires, que no era muy amigo de mi hijo, más bien de los sobrinos”, repasó.

Mónica Gonzaga se refirió a las acusaciones contra su hijo, que fue señalado como el organizador de una fiesta clandestina para 500 personas
Mónica Gonzaga se refirió a las acusaciones contra su hijo, que fue señalado como el organizador de una fiesta clandestina para 500 personas

“Todo estuvo bien hasta que a los chicos -siguió Gonzaga- se les ocurrió mandarle la ubicación a dos colegios para que fueran chicas. Eran ocho boludones, no iban a festejar el cumpleaños solos. Yo los entiendo. Pero se viralizó”, se lamentó Gonzaga, quien aclaró que las 500 personas no estaban en su casa sino en la rambla. “Ni Susana Giménez puede meter 500 personas en su casa”, comparó.

Sin creer lo que pasaba, la exmodelo contó que cuando llegó la policía los chicos comenzaron a huir y que Adriano, su hijo, por miedo, dio la cara y firmó lo que le pidieron las autoridades. “Firmó cualquier cosa porque tenía cagazo de que yo lo matara a palos. Y pasó que ya archivaron la causa y lo que hay es una multa”, redondeó Gonzaga y reveló que aún no la pagaron -son alrededor de 30 mil dólares- porque están tratando de ver con su abogado cómo proceder. “La cosa no es como se pintó. “Es un problema grave, que me quita el sueño, pero espero que los uruguayos entiendan y que podamos hablar cara a cara y que la cosa se arregle”.

El recuerdo de su noviazgo con Julio Iglesias

Invitada a chusmear lo que el público busca sobre ella en Google, lo primero que disparó el buscador a partir del nombre de una de las sex symbol de los años 80 fue “sus parejas”. Entonces, a Mónica le preguntaron por Julio Iglesias. “Julio era portero del Real Madrid. Tuvo un accidente y quedó paralítico dos años sin poder levantarse de la cama. Hizo rehabilitación, toda la historieta, la madre al lado a full, y ahí fue donde empezó a tocar guitarra, componer y cantar”, recordó Gonzaga de la figura internacional.

Después de destacar la gran simpatía del cantante, la actriz confirmó que estuvo con muchísimas mujeres: “Era un atorrante poco común”, describió, y aseguró que esa fama era parte de su encanto. “Imaginate, él llegaba a un país, salía con alguna persona, como cuando estuvo conmigo, salía en todas las revistas y era el galán”. Hoy, salvo una breve comunicación que mantuvieron una vez que coincidieron en República Dominicana, no tienen diálogo.

Para seguir con el tema, Flor apostó a una pregunta muy íntima: “¿Viene bien Julito en desempeño? porque tuvo tanta fama...”. “Cuando yo salía con él lo primero que me preguntaba doña Rosa era: ‘¿cómo es el tamaño?”, recordó sin tapujos Gonzaga. “Y yo hacía que se fueran contentas”, remató, pero después fue a fondo: “Julio no era un buen amante a nivel...”, señaló, intentando encontrar las palabras justas. “Era un tipo completo. Él fue el que me hizo a mí ir a Estados Unidos y estudiar inglés. Quería que saliera del país, que me instruyera”.