Mínimo de muertes por COVID-19 en Nueva York, pero cautela ante protestas

Agencia EFE

Nueva York, 5 jun (EFE News).- El número diario de muertes por la COVID-19 en el estado estadounidense de Nueva York alcanzó este viernes un nuevo mínimo, 42 personas fallecidas en la última jornada, algo que las autoridades atribuyeron al comportamiento de la ciudadanía y por lo que llamaron a la cautela ante las multitudinarias protestas antiracistas.

En su rueda de prensa diaria sobre el coronavirus SARS-CoV-2, el gobernador Andrew Cuomo informó que hubo diez muertes menos que ayer miércoles, hasta 42, y la cifra de hospitalizaciones sigue bajando mientras prácticamente todo el estado ya ha reabierto y tres de sus regiones entran esta semana en la segunda fase por la buena marcha de sus indicadores.

"De 800 personas muriendo a 42 personas muriendo en ocho semanas. Increíble. ¿Cómo lo has hecho? Yo no hice nada: la gente del estado ha cambiado radicalmente su manera de comportarse. Miren el progreso. El número más bajo de hospitalizaciones hasta la fecha", declaró.

Cuomo, que hoy presentó además un plan de reforma de la policía, dijo que igual se ha logrado ese cambio de comportamientos en la sociedad, puede haber cambios en la gestión de la fuerza para evitar nuevos casos de brutalidad policial, como reclaman desde hace días miles de personas en las calles de la Gran Manzana.

En ese sentido, la ciudad de Nueva York reportó este viernes un aumento de las admisiones diarias en hospitales por la COVID-19, hasta 84, según informó por su parte el alcalde Bill de Blasio, que rechazó vincular la cifra con las protestas pero pidió a los manifestantes que se “hagan escuchar” sin “correr el riesgo” de estar entre multitudes.

“No vemos evidencia de que esté relacionado con lo que ha ocurrido la semana pasada, habría que esperar a la semana siguiente, unos diez días”, explicó el regidor, aunque recomendó hacerse test diagnósticos a quienes hayan asistido a las concentraciones y estado “muy cerca” de otras personas.

La Gran Manzana, que mantiene a raya sus indicadores de coronavirus y ayer jueves tuvo su primer día sin un solo fallecido por su causa, se prepara para reabrir su economía el próximo lunes -la última región del estado en cumplir los requisitos- y está tomando medidas para seguir prosperando.

De Blasio anunció que hay test disponibles para toda la población y se ofrecerán “pruebas móviles” en camiones, además de la apertura en septiembre de tres clínicas especializadas en comunidades fuertemente golpeadas por la pandemia, como Elmhurst (Queens), para prepararse ante “repuntes”.

Estados Unidos sigue siendo el epicentro de la pandemia en todo el mundo, con casi 1,9 millones de contagiados y más de 108.000 fallecidos, y el estado de Nueva York acumula el mayor número de muertes, más de 30.000, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

(c) Agencia EFE