Cómo México está usando la cadena de bloques para mejorar la distribución de alimentos

·6  min de lectura

LA TECNOLOGÍA de cadena de bloques podría hacer que el recorrido de su cena desde la granja hasta su mesa sea más transparente.

Probablemente no piensa en eso con frecuencia, pero su próxima comida podría haber viajado más que usted. Las cadenas de suministro de alimentos se globalizan cada vez más. Esto aporta muchos beneficios y desafíos. Es bueno porque los consumidores pueden adquirir una mayor variedad de alimentos, incluidas las frutas y verduras fuera de temporada.

No obstante, esto también significa que las cadenas de suministro se han vuelto cada vez más complicadas y menos transparentes. Una de las tendencias globales clave que afectan a la industria alimentaria es el incremento del fraude en los alimentos, que perjudica la confianza de los consumidores y representa un riesgo considerable para la salud. Será necesario contar con nueva tecnología para combatir este problema. La solución podría encontrarse en la tecnología de cadena de bloques.

¿EL FRAUDE EN LOS ALIMENTOS ES UN PROBLEMA REAL?

La respuesta corta es que sí. Un estudio de 2020 descubrió que el atún enlatado en México contenía ADN de otras especies acuáticas, incluidos los delfines. El problema dista mucho de afectar solo a México. Se calcula que el costo global del fraude en los alimentos ronda los 6,500 millones de dólares.

También lee: Cuál es la nueva moneda digital de Amazon y por qué se lanzará en México

El ejemplo de mayor perfil del fraude de los alimentos generalizado es el aceite de oliva italiano. La demanda de este (especialmente en Estados Unidos) es enorme, pero Italia solo exporta aproximadamente el 15 por ciento del suministro de aceite de oliva del mundo. Este fraude ha ocasionado operaciones de gran magnitud a fin de ocultar los verdaderos orígenes del aceite de oliva, debido a que entre el 75 y el 80 por ciento de este en Estados Unidos es fraudulento.

Otros tipos de alimentos vulnerables al fraude incluyen las especias, los lácteos, las bebidas alcohólicas, la carne y el pescado.

¿Fraude en la pandemia? La pandemia de covid-19 agravó este problema. En 2020, la Europol y la Interpol confiscaron productos ilegales en casi todas las categorías de alimentos. La lista incluyó 320 toneladas de lácteos de contrabando o de calidad inferior a los estándares, 149 toneladas de aceite de oliva y 1.2 millones de litros de alcohol de contrabando.

El incremento en el fraude de los alimentos es una gran inquietud tanto para las empresas como para los consumidores. También es un problema difícil de enfrentar para las autoridades. Las cadenas de suministro de alimentos son grandes y contienen muchas partes interesadas, lo que crea puntos ciegos que hacen que a las autoridades les resulte difícil identificar las áreas problemáticas. A fin de responder a este tipo de delito, algunas empresas están recurriendo a la tecnología de cadena de bloques.

¿CÓMO PUEDE LA CADENA DE BLOQUES AYUDAR A COMBATIR EL FRAUDE EN LOS ALIMENTOS?

La mayoría de los lectores estarán al tanto de las criptomonedas como bitcóin, así que probablemente se esté preguntando qué tiene que ver una criptomoneda con el fraude en los alimentos. La respuesta está en la tecnología subyacente que impulsa al bitcóin, denominada cadena de bloques.

Una cadena de bloques (blockchain) es un registro distribuido de manera digital, diseñado para almacenar una serie de transacciones que no pueden alterarse una vez que se coloquen en esta cadena. Cuando se usa como criptomoneda, la cadena de bloques se parece al libro mayor de un banco o una tienda, mostrando los retiros y los pagos. Pero la tecnología de cadena de bloques es agnóstica, y puede almacenar casi cualquier variedad de metadatos.

Ejemplo: seguimiento del atún con la cadena de bloques En relación con el fraude en los alimentos, la cadena de bloques puede registrar el recorrido de un producto en todas las etapas de la cadena de suministro, independientemente de cuántas partes involucradas haya. Veamos el ejemplo hipotético del atún:

1. Cuando se lo pesca, se le asigna un identificador único que se almacena en la cadena de bloques como un “token”. El registro incluiría metadatos como la fecha de la pesca, los datos de ubicación geográfica y cualquier calificación de sustentabilidad.

No te pierdas: ¿Por qué son tan populares las criptomonedas en México?

2. Luego el pescado se vende a una empresa de procesamiento y se registra, como se registraría el recorrido del pescado a la planta de procesamiento.

3. Luego la planta procesa el pescado. Cada lata de atún recibiría un token en el registro, que detallaría exactamente qué pescado contiene, así como metadatos sobre las personas que lo procesaron.

4. Luego se podrían rastrear esas latas hasta el mercado, garantizando que cada persona que interactuara con ellas se registrara en la cadena de bloques antes de entregarla al consumidor.

5. Luego el consumidor puede consultar toda la historia del atún en la lata, incluidas las comprobaciones de seguridad y exactamente dónde y cuándo se pescó, lo que proporciona confianza en que el producto que ha comprado sea lo que dice ser.

¿Por qué la cadena de bloques? Este proceso es útil por dos motivos. El primero es que una empresa puede identificar más fácilmente un problema en la cadena de suministro y tomar medidas correctivas. Los errores inocentes se detectan lo antes posible, y esto evita que se conviertan en retiros de producto costosos. También es más difícil para los delincuentes operar, debido a que hay menos puntos oscuros en la cadena de suministro.

Te interesa: Insectos comestibles, los alimentos milenarios de la dieta mexicana

También mejora la confianza de los consumidores en la comida que están comprando. Mediante algo sencillo como un código QR, cualquier consumidor puede ver todo el recorrido de un producto, sin que se les permita alterar los registros o identificar directamente a cualquier persona involucrada en la cadena de suministro.

La cadena de suministro ya está en uso en México. Ya hay ejemplos de este tipo de tecnología implementada en México en la actualidad.

En 2017, el estado mexicano de Tamaulipas integró tecnología de la internet de las cosas (IoT) y la cadena de bloques para hacer un seguimiento del movimiento de los granos dentro del estado. El propósito de este proyecto es proteger a los productores de granos a fin de que no los perjudique un sistema poco transparente que tradicionalmente implicaba hacer las cosas manualmente.

Un ejemplo reciente incluye la sociedad de la cadena SIMBA con Restaurantes Toks. En 2020, las organizaciones trabajaron juntas para lanzar el proyecto de granja a Toks. El programa se diseñó para facilitar a los vendedores de café la tarea de vender directamente sus productos a Toks, sin intermediarios.

La cadena de bloques del café se diseñó para imitar los sistemas en papel tradicionales que con los que los agricultores y Toks ya estaban familiarizados. El proyecto fue muy exitoso y los agricultores vieron un aumento de hasta el 700 por ciento en sus ganancias.

LA TECNOLOGÍA DE CADENA DE BLOQUES ES BUENA PARA LOS PRODUCTORES Y LOS CONSUMIDORES

La tecnología de cadena de bloques todavía está en etapa temprana, pero ya está causando un impacto considerable en México. Puede proporcionar más transparencia para los consumidores, aumentar la confianza en la cadena de suministro de alimentos y, a la vez permitir, a los productores eliminar a los intermediarios y crear cadenas de suministro más transparentes.

Todavía falta un poco antes de que los procesos de cadena de bloques estén completamente integrados en la cadena de suministro de alimentos de México, pero, a largo plazo, tendrá un impacto positivo. N

—∞—

Toni Allen es editor en jefe de Commodity.com. Los puntos de vista expresados en este artículo son responsabilidad del autor.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.