México registra mayor inflación en dos décadas

·3  min de lectura
ARCHIVO - Vendedores esperan clientes en el mercado de mariscos La Nueva Viga, parte de la Central de Abastos, el principal mercado de la capital, en la Ciudad de México, el 9 de diciembre de 2020. (AP Foto/Rebecca Blackwell, Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — México cerró 2021 con una inflación de 7,36%, la mayor tasa en dos décadas, alimentando la preocupación entre los analistas de que se mantendrá el ritmo de crecimiento de los precios en los próximos meses, lo que podría presionar al Banco de México a realizar nuevos ajustes en las tasas de interés.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró en diciembre un alza de 0,36%, respecto al mes anterior, lo que llevó la variación anualizada al cierre del año a 7,36%, el mayor registro desde 2001, anunció el viernes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). La inflación de diciembre se vio presionada por las alzas que se dieron en los precios del limón, los plátanos, la carne de res, el pollo, el transporte aéreo y los servicios turísticos en paquetes, entre otros bienes y servicios, indicó el INEGI.

Aunque la tasa anualizada a diciembre registró una leve desaceleración respeto al mes anterior, cuando se alcanzó una variación de 7,37%, el comportamiento de la inflación continuó generando preocupación entre los analistas que prevén que durante este año se mantendrán los precios hacia el alza y no se podrá alcanzar la meta de inflación de 3% que se fijó el organismo monetario.

Así lo reconoció en diciembre el Banco de México cuando anunció que decidió elevar la tasa de interés interbancaria a 5,5%, el quinto incremento consecutivo desde junio, ante el “riesgo de que se contamine la formación de precios y los retos por el apretamiento de las condiciones monetarias y financieras globales”. El organismo precisó que “con esta acción, la postura de política monetaria se ajusta a la trayectoria que se requiere para que la inflación converja a su meta de 3% dentro del horizonte de pronóstico”.

Los analistas estiman que durante este año el banco central mexicano continuará con su política monetaria restrictiva de alza de los intereses para contener el avance de la inflación.

El presidente Andrés Manuel López Obrador admitió el jueves, durante su conferencia matutina, que la inflación representa un “desafío” para su gobierno, y atribuyó el incremento de los precios a un “fenómeno también externo”.

Desde hacia Asia hasta América, muchos países se han visto golpeados por las presiones inflacionarias que han estado asociadas a la pandemia del coronavirus, la caída de la oferta de algunos bienes y materias primas, y los incrementos de precios en los alimentos y energéticos. México enfrenta la aceleración de la inflación en medio de un enfriamiento de su economía que reportó en el tercer trimestre del año una contracción de 0,4%, respecto al trimestre previo.

“Se espera que continúen las presiones inflacionarias en el 2022 inclusive durante el primer trimestre con inflación por encima del 6%”, afirmó la directora de análisis económico del grupo financiero local Banco Base, Gabriela Siller, quien agregó que dependiendo del impacto que tenga la pandemia en la economía global podría darse una desaceleración hacia el último trimestre del año.

Al evaluar las políticas monetarias que ha aplicado el Banco de México para enfrentar la aceleración de la inflación, Siller dijo a la AP que las medidas “sí han ayudado”. La analista indicó que la segunda mayor economía de Latinoamérica enfrentará en 2022 una estanflación —una alta inflación y un estancamiento económico— debido a que se prevé que el aparato productivo sólo crecerá este año 2,5%.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.