México registra inflación anual de 7,65% en mayo

·4  min de lectura
Un empleado empaca tortillas para vender a 20 pesos mexicanos por kilo, aproximadamente un dólar, en una tortillería en Ciudad de México, el lunes 9 de mayo de 2022. (AP Foto/Fernando Llano) (ASSOCIATED PRESS)

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — La inflación en México registró en mayo un leve retroceso y alcanzó una tasa anualizada de 7,65% afectada por el alza de los precios de algunos alimentos básicos de la dieta mexicana como el aguacate y el tomate, lo que hace prever a los analistas que las acciones propuestas por el gobierno para abatir las presiones inflacionarias no funcionarán.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) creció en mayo 0,18%, en comparación con el mes anterior, lo que llevó la tasa anualizada levemente por debajo de la registrada en abril, que había sido de 7,68%, indicó el jueves el estatal Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El leve retroceso de la inflación anualizada estuvo asociado a una disminución de las tarifas de energía eléctrica que estaba programado para mayo, dijo a la AP la directora de análisis económico del grupo financiero local Banco Base, Gabriela Siller, quien agregó que es muy probable que en los próximos meses el índice de precios vuelva a subir.

La inflación subyacente -que excluye los bienes y servicios de mayor volatilidad- mantuvo en mayo el ritmo de crecimiento y alcanzó una tasa anualizada de 7,28%, con lo que se acumulan 18 meses continuos de aumentos.

El comportamiento desfavorable de la inflación subyacente ha generado preocupación entre analistas que estiman que las presiones inflacionarias continuarán durante el año y podrían profundizarse como consecuencia de la guerra entre Rusia y Ucrania y una menor oferta de algunos bienes.

En mayo se registraron alzas de precios en productos como el aguacate, el tomate, la papa, la naranja, el huevo y el pollo, que forman parte de la dieta básica del mexicano, y en los restaurantes, vivienda y la gasolina de bajo octanaje, indicó el INEGI.

Para contener la aceleración de los precios el Banco de México aprobó en mayo un nuevo incremento de la tasa de interés interbancaria y la llevó a 7%. El organismo monetario ajustó su estimación de inflación para el cierre del año y la elevó de 5,5% a 6,4%.

El presidente Andrés Manuel López Obrador admitió a inicios del mes pasado que la aceleración de la inflación que enfrenta la segunda mayor economía de Latinoamérica es consecuencia en parte del conflicto bélico que ha generado aumentos en los fletes y los precios de los fertilizantes y a una producción insuficiente de alimentos.

Para enfrentar la escalada inflacionaria López Obrador propuso en mayo un plan que contempla un acuerdo entre el gobierno y el sector privado para no incrementar los precios de 24 productos de la canasta básica durante seis meses. Asimismo, se suspendió por un año el cobro de aranceles de importación de 21 alimentos de la canasta básica y seis insumos para panadería, hortalizas, frutas y animales vivos.

El mandatario dijo el jueves en su conferencia matutina que ya se tomaron medidas para aumentar al doble la producción de fertilizantes, definir una reserva de alimentos básicos y elevar las importaciones, como parte del plan antinflacionario.

López Obrador precisó que ante el aumento del gas se está analizando la posibilidad de apoyar financieramente a la Comisión Federal de Electricidad para evitar el incremento de las tarifas eléctricas.

El gobernante también decidió orientar el plan estatal Sembrando Vida -que otorga ayudas económicas a los agricultores para la siembra de árboles frutales- hacia la producción de maíz, arroz y trigo para mejorar el autoabastecimiento de México y hacer frente a su encarecimiento, derivado de la invasión de Rusia a Ucrania, dos de los mayores productores de estos alimentos en el mundo.

Las medidas acordadas por el gobierno no han generado mayores expectativas entre los analistas, quienes estiman que su impacto será muy reducido debido a las fuertes presiones inflacionarias generadas por el conflicto bélico.

“Con esta inflación de mayo podemos ver que el plan para combatir la inflación no ha tenido ningún impacto sobre la inflación y no se espera que tampoco lo tenga ni el mediano plazo ni en el largo plazo”, sostuvo Siller.

México enfrenta las presiones inflacionarias en medio de un débil desempeño de su economía que creció en los primeros tres meses del año 1% en comparación con el trimestre previo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.