México recibe 277 médicos cubanos para cubrir déficit

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Unos 277 médicos cubanos arribaron a México como parte de un convenio entre el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y el de Cuba para atender el déficit de personal de salud, en medio de las críticas de los colegios de médicos que consideran a la iniciativa un agravio a los profesionales locales.

Así lo anunció el martes el director de Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, quien indicó que se espera el arribo otros 333 galenos para completar un contingente de 610 que vendrán en el marco del convenio que se acordó en mayo durante la visita que realizó López Obrador a Cuba.

Al defender la iniciativa Robledo dijo, durante la conferencia presidencial matutina, que los médicos cubanos llegaron a México para reforzar la atención en el sector de la salud que enfrenta fallas debido a la falta de especialistas, que aseguró que ha traído “graves consecuencias”.

En México hay 107 especialistas por cada 100.000 personas cuando la recomendación internacional es de 230, más del doble, sostiene el gobierno.

El director del IMSS explicó que los 277 médicos cubanos se han repartido en siete de los 32 estados del país, que incluyen Colima, Campeche, Oaxaca, Sonora, Zacatecas, Baja California y Nayarit.

La mayoría de los galenos cubanos que han arribado al país son especialistas en medicina interna, pediatría y cirugía general y el resto son ginecólogos, obstetras, nefrólogos, oftalmólogos, traumatólogos y anestesiólogos, precisó el funcionario.

Los médicos cubanos que arribarán en los próximos meses serán enviados a los estados de Veracruz, Guerrero y Oaxaca.

Aunque el gobierno se queja de la falta de especialistas, los médicos mexicanos sostienen que el déficit se debe en parte a que muchos profesionales no quieren ir a algunas regiones de México azotadas por la violencia donde el personal de salud suele morir en medio de balaceras, es extorsionado o intimidado por grupos criminales.

A mediados del mes pasado un médico cubano, que tenía tiempo en el país, fue asesinado a disparos junto a una enfermera y otra mujer en un hospital del municipio Ecatepec, en el estado de México que es vecino a la capital mexicana.

Para atender la carencia de médicos el gobierno abrió este año una convocatoria para contratar varios cientos de profesionales nacionales. Robledo admitió que no se lograron cubrir todas las plazas vacantes.

Hace dos años México recibió un contingente de 585 médicos cubanos que vinieron al país para apoyar a las autoridades por la crisis generada por la pandemia del coronavirus.

Asociaciones, colegios de médicos y opositores han rechazado la iniciativa del gobierno de López Obrador alegando que busca privilegiar a profesionales extranjeros frente a los mexicanos, algunos de los cuales están desempleados o con salarios muy bajos.

De acuerdo con estadísticas oficiales, los salarios de los médicos mexicanos oscilan entre los 870 dólares como media para los médicos generales, 1.000 dólares para los especialistas y casi 1.400 para los de especialización máxima.

Por años el gobierno cubano ha enviado miles de sus médicos a diferentes países de Latinoamérica, el Caribe, África y Europa como parte de su política de cooperación internacional.

El mes pasado la organización no gubernamental española Prisoners Defenders publicó un informe en el que afirma que los médicos cubanos son esencialmente mano de obra esclava contratada por el gobierno. El informe del grupo de derechos humanos dijo que a los médicos no se les permite viajar con sus credenciales médicas -el gobierno cubano teme que sea más probable que no regsren a la isla- lo que también genera dudas sobre si son los especialistas que necesita el gobierno mexicano.

Human Rights Watch criticó a Cuba por desplegar miles de médicos en todo el mundo durante la pandemia de COVID-19 y aplicar reglas que los aíslan y violan sus derechos.