México evita récord de violencia en 2020 con una caída marginal de homicidios

Agencia EFE
·4  min de lectura

México, 31 dic (EFE).- El Gobierno mexicano evitó cerrar 2020 con otro récord consecutivo de inseguridad, pero lo hizo en medio de la pandemia con una reducción de homicidios de apenas el 0,4 % frente a 2019, el año más violento en la historia contemporánea del país.

La Secretaría de Seguridad Pública y Ciudadana (SSPC) presumió este jueves con un reporte preliminar en el que registra 34.523 víctimas de homicidio doloso en 2020 frente a las 34.648 del año pasado.

"Ya hay una desaceleración pronunciada en materia del crecimiento de homicidios, se logra la contención y para este año estamos estimando ya, por primera vez desde 2014, una disminución en materia de homicidios en el país", afirmó Ricardo Mejía, subsecretario de la SSPC.

El funcionario detalló que esto significa un descenso de 1,3 % en el índice de homicidios, que cerraría en una tasa de 27,01 por cada 100.000 habitantes frente la de 27,37 del año pasado.

En contraste, el subsecretario reconoció un crecimiento de 0,3 % de los feminicidios, como se tipifica en México al asesinato de mujeres por razones de violencia machista o de género.

Aunque no precisó la cifra absoluta, esto implicaría un total de 1.015 mujeres asesinadas por feminicidio, frente a las 1.012 de 2019.

EL FACTOR PANDEMIA

El subsecretario de Seguridad también reportó una caída anual del 21 % en los robos de todo tipo y de 36,5 % en las víctimas de secuestro.

"Esto, lo subrayo, viene desde antes de la pandemia porque hay quien ha dicho que esto tiene que ver nada más con el tema de la pandemia. No, es una tendencia marcada desde el inicio de la administración", aseveró el funcionario.

Aunque especialistas reconocieron los datos duros, cuestionaron el optimismo del Gobierno, al argumentar que sí influyó el confinamiento derivado de la pandemia de covid-19, que en México acumula más de 1,4 millones de contagios y casi 125.000 muertes.

"La reducción puede responder a la dinámica de que la gente no estuvo tanto en la calle y no necesariamente por el triunfo de una estrategia de seguridad", explicó a Efe la consultora de seguridad Helden de Paz.

La especialista señaló que, pese a una disminución de algunos tipos de delito en medio del aislamiento social, los criminales se han adaptado, como reflejan las crecientes denuncias por extorsión.

También destacó la relevancia del papel que ha tomado la violencia de género ante el confinamiento.

"Se está dando más visibilidad a las cuestiones de género, es decir, que ya también hay más mujeres sensibilizadas que también empiezan a alzar la voz y empiezan a distinguir este tipo de violencia", indicó.

MISMOS RESULTADOS, MISMA ESTRATEGIA

Reducir la violencia ha sido una de las principales promesas del presidente Andrés Manuel López Obrador desde que asumió la presidencia en diciembre de 2018, pero los números no han cambiado de forma significativa.

"Me parece que ha sido deficiente la estrategia de seguridad, que nos ha dejado mucho a deber, que ya pasaron dos años del inicio de la administración de Andrés Manuel, y no vemos estos cambios esperados, yo sé que no hay una varita mágica, pero sigue siendo más de lo mismo", opinó De Paz.

Pero la nueva titular de la SSPC, Rosa Icela Rodríguez, defendió este jueves la narrativa del presidente en la rueda de prensa de Palacio Nacional.

"No partimos de cero, hay una directriz que usted, señor presidente, nos ha marcado, tomando en cuenta las causas sociales, la inteligencia en la investigación, el seguimiento a las fortunas provenientes del crimen y el combate a la corrupción y la impunidad", sostuvo la secretaria.

Pese a los cuestionamientos de la sociedad civil, el mandatario ha apostado por su nueva Guardia Nacional, un cuerpo de seguridad civil, pero con formación militar.

El líder izquierdista reconoció las críticas por las crecientes tareas que le ha otorgado al Ejército, pero reiteró que no cambiará su estrategia a pesar del riesgo que representan, según defensores de derechos humanos.

"Hemos recibido mucho apoyo de las Fuerzas Armadas y han actuado las Fuerzas Armadas con disciplina, con apego a sus normas, con mucha lealtad al pueblo de México, no ha habido ningún acto de insubordinación, de desapego a las normas", concluyó.

(c) Agencia EFE