México, con posibilidad de integrar el Consejo de Seguridad de la ONU

CIUDAD DE MÉXICO, junio 16 (EL UNIVERSAL).- La cuenta regresiva para la votación de este miércoles en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU) ha comenzado.

El Consejo está integrado por cinco miembros permanentes –Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia, y China- y por 10 no permanentes, los cuales se eligen cada año, de cinco en cinco, para un periodo de dos años.

En esta ocasión se elegirá a un país del continente africano; uno de la zona Pacífico; otro para Latinoamérica y El Caribe y otros dos para el este de Europa.

México tiene todas las posibilidades de ser elegido, al ser candidato único de la región. El 22 de julio de 2019, Juan Ramón de la Fuente, embajador de México ante la ONU, anunció que el país recibió el apoyo de las naciones de América Latina y El Caribe.

En total, México recibió 33 votos a favor para tener esta candidatura única. "Vamos a representar no solo al país sino a todas las naciones con la dignidad que se requiere en el desempeño de este cargo, de ser parte, miembro del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas", dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien se encontraba junto al embajador De la Fuente al hacer el anuncio.

"Creo que tenemos amplias posibilidades de salir airosos, toda vez que ya tenemos el endoso de toda la región América Latina y el Caribe", indicó De la Fuente.

El embajador detalló que se resaltaría tres elementos fundamentales en la campaña: La idea del Presidente Benito Juárez, ya que en el vestíbulo de la asamblea general en la ONU hay un mármol que dice el respeto al derecho ajeno es la paz, por lo que ha estado presente en las Naciones Unidas desde hace años.

Funciones del Consejo de Seguridad de la ONU

El Consejo de Seguridad de la ONU tiene como finalidad mantener la paz y la seguridad internacionales. Sus decisiones, a diferencia de otros órganos, son vinculantes para los Estados miembros. Sin embargo, la decisión debe ser unánime porque de lo contrario, cualquiera de los miembros permanentes puede ejercer su capacidad de veto.

En caso de conflictos internacionales, el Consejo emite recomendaciones a las partes, a fin de que se resuelva de forma pacífica. También puede imponer sanciones económicas, embargos e incluso autorizar el uso de la fuerza.

México ha ocupado ya cuatro veces un asiento en el Consejo de Seguridad: en 1946, 1980, 2002 y 2009.

En 2002 se dio uno de los papeles más recordados de México en el Consejo cuando Estados Unidos buscó la aprobación de este organismo para iniciar una invasión en Irak bajo el argumento de que este país poseía armas de destrucción masiva. Pese a los intentos de persuasión estadounidense, México votó en contra.

Después se demostraría que el argumento de las armas era falso.