México pide que Consejo de Seguridad de ONU se pronuncie sobre Israel

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 16 (EL UNIVERSAL).- El embajador de México ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Juan Ramón de la Fuente, expresó hoy la "profunda consternación" del país ante el deterioro de la situación entre israelíes y palestinos y reclamó que el Consejo de Seguridad se pronuncie para poner fin a la violencia en la región.

Durante su intervención en la reunión del Consejo de Seguridad, De la Fuente lamentó "la muerte de civiles, no pocos de ellos menores de edad, como resultado de los enfrentamientos recientes".

México rechaza, subrayó, "todo acto que ponga en riesgo la seguridad de la población israelí, sea palestina o israelí. Los ataques indiscriminados, la retórica incendiaria y las provocaciones, no hacen más que alimentar la espiral de violencia".

En ese sentido, consideró "lamentable" que el Consejo "no asuma su papel como uno de los principales garantes de la paz y la seguridad internacionales. Resulta imperativo para este Consejo alzar una voz unida, tratar de poner fin a la violencia de los últimos días, llamar a la protección urgente de la población civil, a respeto irrestricto del derecho internacional humanitario y al diálogo entre las partes como única solución posible".

México, dijo, condena "el uso desproporcionado de la fuerza por parte de las fuerzas israelíes en la Franja de Gaza contra infraestructura civil y de medios de comunicación, y hacemos un llamado urgente a respetar el Derecho Internacional humanitario. Asimismo, condenamos enérgicamente los ataques con cohetes y objetos incendiarios lanzados por parte de Hamas y otras organizaciones desde Gaza contra Israel".

En el caso específico de Israel, exhortó a las autoridades "a proteger y respetar las libertades de culto", y se pronunció en "contra de toda medida que intente alterar el carácter y la composición demográfica de Jerusalén Oriental. Su carácter especial debe respetarse. La transferencia población, el decomiso de propiedades, los desalojos y expansión de asentamientos son violaciones del derecho internacional y las resoluciones de la ONU y, por tanto, son inadmisibles".

De la Fuente insistió en que para resolver el conflicto israelo-palestino hay que atender "las causas históricas y subyacentes", y reiteró el compromiso mexicano con una "solución integral y definitiva bajo la premisa de dos Estados que atienda las legítimas preocupaciones de seguridad de Israel y permita la consolidación de un Estado palestino política y económicamente viable. Dos Estados que convivan en paz, con fronteras seguras e internacionalmente reconocidas, que preserven el estatuto especial de Jerusalén".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.